El enfrentamiento entre Palestina e Israel involucra reclamos territoriales, identidad nacional y derechos humanos en la región de Oriente Medio. Al centro está la disputa por la tierra y la autodeterminación de dos pueblos: judíos y árabes palestinos. Por años, los dos grupos reclaman derechos ancestrales sobre la misma tierra, sobre todo, en áreas como Jerusalén, que es de importancia religiosa y cultural para ambos. Para conocer más sobre este conflicto, TV UNAM preparó el ciclo de documentales Israel-Palestina. Una historia de conflicto, que se transmite los martes de junio y hasta el 2 de julio, a las 19:00 horas.

La serie arrancó con Gaza-Sderot. Crónicas de la pre-guerra (Francia, 2009), dirigida por Serge Gordey, retrata vidas devastadas por la pugna palestino-israelí. Este trabajo se realizó “durante dos meses, en noviembre y diciembre de 2008”, cuando “un equipo israelí en Sderot y un equipo palestino en Gaza documentaron la vida cotidiana de las mujeres, niños y hombre de las ciudades, las cuales están separadas por apenas dos kilómetros, pero las aparta una frontera difícil de cruzar, tanto física como mentalmente”, detalla el canal universitario en un comunicado de prensa.

El segundo documental, que será transmitido el 11 de junio, lleva por título Creando un mártir (Canadá, 2006), dirigido por Brooke Goldstein y Alistair Leyland, que trata sobre el reclutamiento de menores para ataques suicidas de parte de organizaciones terroristas.

Cabe recordar que “el 24 de marzo de 2004, Hussam Abdu, de 15 años, fue detenido en un puesto de control fronterizo israelí con explosivos amarrados a la cintura. En lugar de detonar la bomba, por miedo a la muerte y amor a su familia, el adolescente se entregó de manera voluntaria y ahora cumple condena en una prisión israelí por intento de asesinato.

“Desde el comienzo de la Intifada palestina en 2000, un número enorme de terroristas suicidas han sido niños menores de 18 años. Para investigar más a fondo esta situación, los cineastas Goldstein y Leyland arriesgaron sus vidas y viajaron a las ciudades palestinas de Jenin, Ramallah, Tulkarem y Nablus, para reunirse” con integrantes de esas organizaciones delictivas.

El tercer material, titulado No en nuestro nombre (Francia, 2006), de Philippe Borrel, habla sobre las denuncias de los opositores a la guerra de Irak, en Estados Unidos. Tras el ataque a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2011, “un clima de miedo se apoderó del vecino país del norte, no sólo por el temor de nuevos ataques, sino también por el temor de la propia sociedad a opinar de manera contraria a las políticas del gobierno y a la representación de los hechos por parte de los medios de comunicación”.

Este filme, explica el comunicado, muestra los testimonios de quienes defendieron la libertad de expresión y se atrevieron a decir lo que pensaban a pesar del riesgo de perder sus trabajos o de ser perseguidos y encarcelados, como Cindy Sherman, que instaló un campamento frente al rancho del presidente George Bush en Crawford, Texas, para protestar en contra de la guerra.

El siguiente documental es Las 18 más buscadas (Palestina, 2014), de Paul Cowan y Amer Shomali. Este material animado trata la historia de 18 vacas adquiridas por una comunidad palestina a finales de los años 80 y que terminaron perseguidas por el ejército israelí.

“Consideradas un símbolo de libertad y de resistencia, estas vacas lograron suministrar leche a los residentes palestinos de Beit Sahour durante años, ayudándolos a no depender de los productores israelíes”. Esta situación detonó que las vacas ilegales fueran declaradas como amenaza de seguridad nacional por parte de Israel. Los habitantes del poblado palestino liberaron a los ejemplares para no entregarlos, lo que devino en una eventual persecución de la milicia israelí.

La última película que forma parte de este ciclo, y que se transmitirá el 2 de julio, es Esperando a las jirafas (Países Bajos, 2016), de Marco De Stefanis, que cuenta la historia del veterinario y taxidermista Sami Khadr, quien tiene un sentido del humor discreto pero innegable. Incluso frente a un problema que parecía insuperable: convencer a los burgueses de la Asociación Europea de Zoológicos y Acuarios (EAZA) de que su pequeño parque de animales en la ciudad amurallada de Qalqilya, en la disputada frontera entre Israel y Cisjordania, es apta para el mamífero más alto del mundo.

Recuerda, estos materiales los puedes ver a través de TV UNAM todos los martes de junio, a las 19:30 horas, con retransmisión los sábados a las 18:00 horas.

 

(Visited 21 times, 1 visits today)