Por UNAM Global

Cada cuatro años le sumamos un día a febrero para ajustar nuestros calendarios y evitar que se desfasen en el tiempo. A esto se le conoce como año bisiesto.

Y es que nuestros días de 24 horas y el tiempo que tarda la Tierra en darle una vuelta al Sol no coinciden exactamente, siempre hay un excedente que, de acumularse, provocaría que las estaciones del año no cayesen en las fechas acostumbradas. Por ello, los calendarios deben corregirse de forma frecuente, a veces añadiéndoles una jornada entera y otras, un segundo.

 

También te recomendamos…

Declara OMS fin de emergencia sanitaria por Covid-19 

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

(Visited 31 times, 1 visits today)