* Robert Smith inició una cruzada contra la reventa 

 

* Explota contra los altos cargos por compra de boletos en Ticketmaster: “Estoy asqueado”, escribió

 

* Dona los recursos de 7 mil boletos, que fueron obtenidos mediante cuentas falsas, a Amnistía Internacional

 

Tras cuatro años de ausencia, el grupo británico The Cure volverá a México, como parte de su Of A Lost World Tour, así lo adelantó Robert Smith, vocalista y líder del grupo, a través de su cuenta de Twitter.

El músico abundó que “los detalles de los shows” se darán a conocer antes de que concluya este mes y agregó que la banda actuará en siete de los 12 países que conforman Sudamérica.

Cabe recordar que el pasado 9 de marzo informó que en los meses de mayo, junio y julio la banda se presentará en el Continente Americano, en donde apartó 30 fechas en Estados Unidos y Canadá -3 de ellas en el Hollywood Bowl, en California; 3 en el Madison Square Garden, en Nueva York-, y en cuyos shows tendrá a Twilight Sad como banda invitada.

 

*** Robert Smith y su cruzada contra la reventa ***

El grupo informó, a través de su cibersitio oficial, que la venta de boletos se realizaría de manera verificada a través de Ticketmaster el 15 de marzo, por lo que explicó que los fanáticos debían registrarse para acceder a la oferta de entradas y tendrían oportunidad de elegir hasta cinco shows diferentes.

“Queremos que la gira sea accesible para todos los fanáticos y tenemos una gama de precios muy amplia (y creemos que muy justa) en cada espectáculo. Nuestros socios de venta de boletos acordaron ayudarnos a evitar que los revendedores se interpongan en el camino”, abundó la banda en un mensaje publicado en Twitter.

“Para ayudar a minimizar la reventa y mantener los precios a su valor nominal, los boletos para este tour no serán transferibles. Si surge algo que impida que un fan pueda usar su entrada, podrá revenderlo en un intercambio de boletos de valor nominal”.

Asimismo, hizo un llamado a sus seguidores “evitar comprar boletos con revendedores y a precios inflados, (en tanto que) los sitios que alojan a estos revendedores deben abstenerse de vender entradas para nuestros espectáculos”.

Un día después del anuncio de la gira para Norteamérica, Smith alertó, vía Twitter, que las entradas para los shows de The Cure que ya se ofertaban en sitios secundarios de venta de boletos para conciertos podrían ser “falsa(s)”, pues, los boletos oficiales aún no estaban disponibles; y agregó que “si alguna entrada (de esas) es legítima, trabajaremos con Ticketmaster para cancelarla.”. Días de después, volvió a advertir que la venta de localidades para sus conciertos en cibersitios fuera de Ticketmaster “son una estafa. Ninguno de ellos tiene una entrada genuina a la venta”.

Horas antes de la venta de boletos para los espectáculos en Estados Unidos y Canadá, Robert Smith adelantó, de nueva cuenta a través de la plataforma de microblogging, que Ticketmaster le informó que “todas las entradas para los shows de Of A Lost World Tour estarán disponibles durante la venta verificada de fans mañana. Parece que la respuesta al registro fue abrumadora… ¡Gracias!”

Explicó que la banda recibió “una opinión final para todos los precios de boletos para nuestro tour. No queríamos que esos precios se distorsionaran de manera instantánea y horrible por la reventa. Nos comentaron ‘en América del Norte el negocio de la reventa es una industria multimillonaria’. Los revendedores son empresas sofisticadas, expertas en adquirir boletos. Los principales mercados como Vivid, Stubhub y Seatgeek gastan decenas de millones de dólares en marketing. Así, los revendedores obtienen una parte injusta de los boletos y los expenden en estos mercados.

“NOS DIJERON (que) la plataforma Verified Fan de Ticketmaster se ha utilizado más de 400 veces para calificar a los compradores” y contribuye a que “menos del cinco por ciento de las entradas vaya a parar al mercado secundario. Estamos convencidos de que las propuestas ‘Verified Fan Page’ y ‘Face Value Ticket Exchange’, de Ticketmaster, nos ayudarán a luchar contra los revendedores.”  

Expresó el desacuerdo de la banda con las medidas de “precios dinámicos / aumento de precios / boletos Platino ¿Por qué es una estafa? ¡Una conversación por separado!” Después en otro tweet abundó que tuvo un diálogo por separado sobre las entradas “platino, para ver si había entendido mal… ¡Pero no!” y lo calificó como “estafa codiciosa. Y todos los artistas tienen la opción de no participar… Si ningún artista participara, dejaría de existir”.

Acerca de las medidas que tomó la banda para realizar la venta de entradas a su espectáculo  a través de Ticketmaster manifestó que saben “que está lejos de ser un sistema perfecto, pero la realidad es que si no hay suficientes boletos a la venta, un número de fans se perderá (del show) sin importar la mecánica que usemos. Al menos ésta intenta llevar las localidades a los fans a un precio justo…y/o ¿deberíamos tocar más o hacer espectáculos más grandes? ¡¡¡Ja!!!” y detalló que les comentaron que se venderán las entradas a los fanáticos que hayan sido verificados hasta que se agoten.

*** Robert Smith vs. Ticketmaster: “Estoy asqueado”, escribió ***

El día marcado para que los seguidores del grupo pudieran obtener sus localidades llegó, y con él, también una serie de tweets desde la cuenta del intérprete de Boys Don’t Cry, quien hizo un seguimiento del procedimiento. En sus mensajes expresó sus impresiones sobre las acciones realizadas por la boletera y señaló las irregularidades.

“Estoy tan asqueado como ustedes por el fiasco de hoy sobre los ‘honorarios’ (cargos) de Ticketmaster”, protestó Smith. Para ser muy claro: el artista no tiene manera de limitarlos. Pregunté cómo se justifican. Si tengo algo coherente a modo de respuesta se los haré saber a todos”, escribió en Twitter después de que seguidores acusaron que los cargos por servicio por adquirir un boleto para los conciertos de The Cure superaron la tarifa de la misma entrada.

Además, el artista alertó: “me dijeron que Stubhub sacó listados en todos los mercados (ciudades donde actuará la banda), excepto Nueva York, Chicago y Denver (es decir, ciudades de los estados que tienen leyes contra la reventa). Por favor, no compren a los revendedores -todavía hay entradas disponibles- es sólo un proceso lento…” y adelantó que volvería si obtenía “algo serio sobre los honorarios de TM (Ticketmaster). Mientras tanto, estoy obligado a hacer notar lo obvio, mi pensamiento recurrente del elefante en la sala… que si nadie compró a los revendedores… entonces…”

Horas después, el británico volvió a la red social para informar que tras una conversación “Ticketmaster acordó que muchas de las tarifas por cargos que se cobraron son excesivamente altas y, como un gesto de buena voluntad, ofreció reembolsar $10 (dólares) por boleto a todos los fans verificados que adquirieron las localidades de precio más bajo, y $5 (dólares) para el resto de las entradas”, medida que se aplicaría para “todos los espectáculos de The Cure, en todos los lugares”. Adelantó que para la tanda de boletos que se pondría a la venta un día después los “cargos serán más bajos”.

El 17 de marzo, el también compositor explicó que esa mañana se activó “de manera prematura” la venta de seis conciertos con precios “por encima del valor nominal”. Agregó que, aunque el “problema fue corregido de inmediato”, se compraron 900 entradas por encima del precio. Horas después, informó que el 99% de la gira por Norteamérica estaba vendida.

En tanto, siete días después informó que Ticketmaster había activado el proceso de intercambio/venta de boletos para aquellos fans verificados que no pudieran asistir a los shows y que desearan expenderlos. El precio permitido sería el original al que ellos adquirieron las entradas y sólo tenían que dar click en el botón “vender entradas” habilitado en su cuenta con la empresa boletera.

En el penúltimo día de marzo, Robert Smith alertó sobre otra “estafa de reventa: ofrecen/venden detalles de inicio de sesión para evitar las limitaciones impuestas por Ticketmaster para la transferencia de boletos (Verified fan)” y advirtió: “los boletos obtenidos de esta forma serán cancelados y las tarifas originales pagadas por ellos no serán reembolsadas, sino que serán donadas a Amnistía Internacional y las localidades serán revendidas para los fans”,

Un día después detalló que “aproximadamente 7 mil boletos (fueron) adquiridos a través de dos mil 200 pedidos realizados mediante cuentas falsa/listados de sitios de reventa secundarios”. Agregó que “la conversación continua con Ticketmaster no está yendo al vacío… El sistema que valora las ganancias sobre las personas es lo que realmente necesitamos cambiar”.

Días después de anunciar que ofrecerá conciertos en México y en siete países más de Sudamérica, el músico explicó que “lo principal es que decidimos (la banda) los precios de las entradas y estamos contentos de que sean justos… No queremos a nadie fuera del show debido al costo (del boleto). Cualquier artista puede hacer lo mismo. Empero, no podemos controlar las tarifas (por cargos) que se añaden. Espero que todos los que quieran un boleto lo obtengan.”.

El recorrido de The Cure por el Continente Americano iniciará el 10 de mayo en Nueva Orleans y concluye -hasta el momento- el 1  de julio en Miami. El grupo empezó su más reciente Of A Lost World Tour el pasado 6 de octubre del año pasado en Europa, el cual incluyó ocho shows en Reino Unido.

 

También te recomendamos

The Cure lanza un ‘Deseo’, remasterizado

The Cure vuelve a México. ¡Por fin!

The Cure y el concierto de sus 40 años ¡al cine!

Y sobre Covid-19…

¿Qué es el COVID-19? 

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 323 times, 1 visits today)