Por UNAM Global

Los telescopios son esenciales para la exploración del universo y el estudio de los objetos celestes. Son instrumentos que manejan la luz y sus propiedades a partir de lentes o de espejos. La fabricación de estos espejos normalmente se hace con vidrio que pulen por semanas para lograr la precisión que requieren.

Especialistas del Instituto de Astronomía de la UNAM desarrollaron una técnica que disminuye el tiempo de fabricación de espejos para telescopios a unos cuantos días sin perder calidad. Además, al no ser de vidrio, son considerablemente más ligeros y esto ayuda a que los telescopios sean menos costosos, más eficientes y fáciles de transportar.

Esta es su historia:

 

También te recomendamos

James Webb, el telescopio más poderoso en el espacio

 

(Visited 4 times, 1 visits today)