* La banda estadounidense promueve su disco ‘String Ladder’

 

* Visitó México para realizar una serie de conciertos

 

La música y la frontera México-Estados Unidos los unieron. Sin conocerse, los dos músicos y el artista plástico, dieron vida a What Would I Know – Yo qué sé?, una canción que “tiene un hermoso viaje que no quiere terminar”. Lo que comenzó como una letra y melodía que requería un toque de mariachi, se convirtió en la colaboración de The Color Forty Nine, autores de la pieza, con Rubén Albarrán -vocalista de Café Tacvba– y Hugo Crosthwaite.

El tema “toca imágenes y sentimientos de las fronteras, específicamente entre las de Estados Unidos y México, pero podría ser cualquiera; además, explora los obstáculos ridículos que se colocan para mantener fuera a los demás cuando todos anhelamos las mismas cosas”, abunda The Color Forty Nine en un comunicado.

La banda, oriunda de San Diego y formada por Phil Beaumont -vocalista-, Matt Resovih, Scott Mercado y Jason Hooper, promueve actualmente su disco String Ladder, el cual fue grabado durante la pandemia y del que ya dieron a conocer el sencillo que le da nombre, así como Another World y la pieza al lado del vocalista de Café Tacvba, la cual surgió de la observación de las complejidades que algunos sufren para cruzar el límite entre dos naciones y la experiencia propia del líder la banda.

Phil Beaumont compartió en entrevista con Entertainment SG durante su visita a la Ciudad de México, donde el cuarteto tuvo diversas presentaciones, que es inmigrante. “Nací en Inglaterra, pero ahora vivo en San Diego, a 15 minutos de la frontera con Tijuana, la cual puedo cruzar cuando quiera, pero tengo amigos que no, y no es justo; y la canción es sobre este tema, pero también acerca de las otras fronteras, como la de la discriminación, pero al fin, creo que todos queremos amor ¿no? Entonces, ¿Por qué ponemos estos obstáculos?”

Una vez con la letra concluida, la banda consideró agregarle “un sonido de mariachi o simplemente hacer algo en español también”, abundó Beaumont, inquietud que compartió con una amiga, mánager de artistas, durante una visita que hicieron a la ciudad de Tijuana.

“Ella sugirió que Rubén (Albarrán) podría interesarse”, lo que sorprendió a Phil. Empero, al día siguiente, recibió un mensaje que señalaba que al vocalista de Café Tacvba “le encantaba la canción y quiere hacerlo (colaborar)”. Al mes siguiente, Beamount “estaba aquí en México grabando”.

Compartió que trabajaron “en la traducción y yo (Phil) venía a México a grabar el tema en español con él. Entonces, tuvimos una versión en inglés y una en español, pero decidimos que, como la canción es sobre ‘traspasar las fronteras’, era mejor que fuera bilingüe, así, él canta una estrofa y yo otra”.

 

Para la realización del video de What Would I Know – Yo qué sé?, dibujado a mano y animado, ocurrió algo similar. Phil lanzó la propuesta al artista plástico Hugo Crosthwaite (ganador del Premio Smithsonian National Portrait Gallery) por Instagram. Unas horas después, el dibujante oriundo de Tijuana con trayectoria en Estados Unidos, se sumó al proyecto. “Gran parte de mi obra, y por muchos años, ha sido manejando esta estética de la frontera, de la cultura y, sobre todo, de la leyenda negra de Tijuana y los temas fronterizos.

“Entonces, del cielo me cayó Phil, quien me comentó que estaba escribiendo esta canción, dijo que iba a ser bilingüe y que hablaba precisamente sobre la frontera, lo cual me interesó mucho, pues la temática es algo que siempre he manejado. Me mandó la letra de la canción y leyéndola noté que era como este intercambio… Lo veía, en cierto modo, como un Romeo y Julieta, que están siendo separados por esta frontera ficticia, los valores culturales de un lado y del otro que dividen a la gente, pero el amor siempre los une”.

“Me encantó esta idea porque en la letra y en el concepto de la canción yo sentía que podía manejar esta transculturación que sucede precisamente en ese límite territorial. Por otro lado, ya he hecho pequeños videoclips de animación, de stop motion, pero hacer un trabajo musical era algo nuevo, un reto, sobre todo que el material esté editado y haga sentido con la melodía”.

Así “empecé el proyecto, y después me contó que Rubén Albarrán iba a participar”, dijo el dibujante en entrevista para Entertainment SG, quien detalló que tampoco conocía la propuesta musical de The Color Forty Nine. La inclusión del también activista social en el proyecto supuso un nuevo reto a Crosthwaite.

“Al principio iba a ser nada más la narrativa de la pieza, pero después se me ocurrió la idea de estas dos personas -Rubén y Phil- siendo como los oradores, como la idea del trovador que cuenta la historia a través de su música. Entonces, el video tomó esta otra perspectiva, donde aparecen las imágenes, pero después aparecen los personajes que cuentan la historia”: los dos cantantes.

Crosthwaite detalló que tardó tres meses en la realización del video, pues fue un proceso de “dibujar e ir tomando fotos” con lo que logró casi dos mil 700 placas, “junté todo el material y se lo pasé a mi pareja, Theresa Magario. Ella es la editora y fue quien trasladó las imágenes al (hilo conductor de la) música”. La banda ha enviado esta pieza visual a festivales de cine de todo el mundo.

 

Esta no es la primera vez que The Color Forty Nine colabora con artistas plásticos en sus videos, pues trabajó el material audiovisual de su tema String Ladder, con el pintor Christopher Wassell. Pero también ha hecho equipo con variedad de bailarines, titiriteros, animadores y cineastas internacionales para dar vida a su nueva música mediante videos para muchas de sus piezas.

En ese sentido, Phil Beaumont, comentó que este tipo de trabajos son “divertidos. En este caso (el de What Would I Know – Yo qué sé?) tengo dos amigos ahora y está canción con Rubén es ejemplo de que si se puede preguntar, pedir algo, puede ocurrir y posiblemente algo más pase. Le solicitamos a Hugo (Crosthwaite) y ahora somos amigos. Es bueno colaborar, porque podemos disfrutar de las ideas y crecer”.

Con una propuesta musical un tanto melancólica por su mezcla de rock con instrumentos no tan comunes en el género, como el violín y el ukulele, que refleja el desierto en las complejidades de las ciudades fronterizas de San Diego y Tijuana, los muros indeseados y la mezcla de culturas, el cuarteto se ha ganado un lugar dentro de la escena indie de Estados Unidos.

Su primer lanzamiento homónimo en 2018, del cual se desprenden Storyteller y I Will, definió una cualidad única y se vio recompensado con dos nominaciones a los Premios de la Música en San Diego, incluido un codiciado guiño a “Mejor Nuevo Artista.”.

 

Durante el confinamiento del año 2020 debido a la crisis global por coronavirus, el cuarteto aprovechó el tiempo para grabar 12 nuevas canciones para dos nuevos EPs que lanzarán este año. El primero, String Ladder, ya está en plataformas. Escúchalo aquí:

Si quieres conocer más de la banda, síguela aquí thecolorfortynine.com, www.facebook.com/thecolorfortynine y IG @thecolorfortynine.

También te recomendamos

Celebra Café Tacvba 32 años con concierto 

Lanza Café Tacvba video de “Ojalá que llueva café”

Café Tacvba llega a sus 30; sorprende con “Ingrato”

Café Tacvba celebrará 30 años de ‘echar el taconazo’

Café Tacvba en “Bios. Vidas que marcaron la tuya”

Regresa triunfante Café Tacvba al ‘MTV Unplugged’

Café Tacvba celebra “30 añitos” con ‘streaming’

Café Tacvba grabará su nuevo ‘Unplugged’ en CU

 

Y acerca del Covid-19…

Lanzan App y SMS para atender Covid-19

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 242 times, 1 visits today)