“¡Al fin lo logramos!”, dijo Kevin Parker de Tame Impala

 

* “Muchas caras felices”, expresó Rüfüs du Sol

 

* Los asistentes aseguraron que “ya hacía falta”

 

A poco más de 20 meses de ausencia de los festivales masivos en la Ciudad de México, la música volvió a reunir a decenas de miles al aire libre con la décima primera edición del Corona Capital realizada en la Curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez el 20 y 21 de noviembre. Aunque las circunstancias en las que se desarrolló el encuentro cambiaron, pues los requisitos de ingreso aumentaron y el cubrebocas fue parte del vestuario, los asistentes coincidieron en que era un regreso “muy esperado”, porque “ya hacía falta” y “tenemos que seguir con nuestras vidas”.

Diversos jóvenes, aparte de que fueron a ver a su banda favorita, como Twenty One Pilots, destacaron que había “una gran fiesta”, como Johan Torres, quien abundó que respecto a la emergencia sanitaria, “nos protegemos con nosotros”.  Mientras que a Nizzi, “fiel al Corona Capital desde hace más de seis años”, le “pareció segura la forma de volver, sobre todo con prueba Covid y ya vacunados”. Otros más, como Adolfo Granados, expresaron no sentirse “seguros al 100 por ciento, pero también nosotros tomamos nuestras medidas, un poco de distancia, de lejitos, pero estamos bien”.

Si bien durante los dos días del encuentro, las medidas sanitarias se respetaron al inicio de cada jornada, con el paso del tiempo y de las bandas sobre los escenarios, el uso de mascarillas se relajó, debido al consumo de alimentos, pero sobre todo de bebidas, pues los asistentes deambulaban de un lado a otro con vaso y/o cigarro en mano. En otras ocasiones, la sana distancia desapareció, sobre todo en los entarimados donde los artistas decidieron bajar del mismo para convivir con sus seguidores. Algunos asistentes coincidieron en que las medidas implementadas por los organizadores del encuentro musical “están bien, pero es hasta donde se puede, porque en realidad no puedes controlar todo”.

Así, pese a las cancelaciones que sufrió el encuentro musical para su primera jornada, una de ellas de última hora, los fanáticos que acudieron al inmueble de la Magdalena Mixhuca el pasado fin de semana pudieron disfrutar de Turnstile, del rock de Cheap Trick, del indie pop rock de LP, de Tame Impala; así como el dream pop de The Whitest Boy Alive, de Jehnny Beth, de Rüfüs Du Sol o de la mezcla indie pop y hip hop de Twenty One Pilots, entre muchas propuestas más.

Durante la primera jornada, el público quedó desconcertado cuando, tras minutos de espera, se anunció a través de las pantallas que el show de Laura Pergolizzi, famosa en la industria como LP, se retrasaría dos horas. Para muchos, esa era una señal sobre el mensaje que circulaba en redes sociales que anunciaba una baja más en el cartel. Minutos después, el maratón musical anunció de manera oficial que el estadunidense Cuco se presentaría en el escenario y horario donde originalmente se presentaría el dueto británico Disclosure, con lo que se materializó su ausencia del festival.

Después de las 20 horas del sábado, la dupla de deep y garage house reveló, a través de su cuenta de Twitter el motivo de su cancelación: “Lamento mucho haber tenido que cancelar esta noche México @CoronaCapital. Estoy en la cama con oxígeno y tengo una infección de estómago bastante grave. Nada agradable. He intentado todo lo que puedo para hacer que esta noche ocurriera (el encuentro con sus fans) pero estoy demasiado enfermo 😩”.

Ante la respuesta de sus seguidores, los británicos prometieron volver pronto.

Con ello, Disclosure se sumó a St. Vincent, quien reveló en la semana que un integrante de su equipo dio positivo a Covid-19 lo que le hacía imposible presentarse; así como el hecho de que el vocalista de The Kooks regresó a Inglaterra horas antes de que iniciará el maratón musical.

Ante la desazón y la molestia generados por los cambios de última hora en el Line Up, el reto de llevar a buen puerto el cierre de la primera jornada del festival quedó en manos de Tame Impala que, bajo el liderazgo de Kevin Parker y con un show audiovisual con un sonido potente, no decepcionó.

El set de los australianos arrancó con One More Year, de su más reciente álbum The Slow Rush, y del cual también aparecieron Borderline, Breath Deeper y Lost In Yesteday “¡Lo logramos! ¡Al fin lo logramos!”, dijo Parker en algún momento. “Me siento bien. Ustedes, ¿se sienten bien?”, preguntó y la ovación le respondió. “Hagan ruido”, solicitó y en seguida, llegó uno de sus clásicos Elephant, pero también aparecieron Let It Happen y Feels Like We Only Go Backwards que hicieron gritar y contonear a la multitud.

“La Ciudad de México es una de mis ciudades favoritas en el mundo”, expresó el también productor musical, quien explicó que la del Corona Capital era la última fecha de su gira The Slow Rush. La banda desapareció por breves minutos del escenario, pero ante los gritos del público, volvió para culminar la noche, en la que se registraron  59 mil 500 asistentes, con The Less I Know The Better y New Person, Same Old Mistakes.

 

Entre las actuaciones que destacaron durante la primera jornada de la décima primera edición del Corona Capital estuvo la de Turnstile, quien con su hardcore y punk encendió los ánimos desde el escenario Corona Cero, donde puso a cantar a cientos. Los de Baltimore dieron la bienvenida a su show con MYSTERY, pieza que también abre Glow On, su disco más reciente de estudio, cuya gira de promoción fue la que los trajo a tierra azteca. “Déjenme verlos”, gritó Brendan Yates como preámbulo a Big Smile, a la que siguieron Black Out, Don’t Play, Underwater Boi, Fly Again, Holiday, Alien Love Call, entre otras. Además del baile, el público correspondió al quinteto -también integrado por Brady Ebert y Pat McCrtory en las guitarras, Franz Lyons en el bajo y percusiones, así como Daniel Fang en la batería- con el cántico “oe, oe, oe, oe, Turnstile, Turnstile…”

A lo que Yates respondió con frases como “Los amamos” y “esta es nuestra primera visita a México. Gracias por hacernos sentir como en casa”, mientras que algunos de sus seguidores agitaban sus playeras. Cerca del final, el vocalista se acercó a la audiencia. “¡Gracias, wey!” gritaron desde el público, pues la banda, por momentos hizo sentir a su público como en los conciertos de antaño y olvidar un poco el estrés al que la crisis sanitaria ha sometido al mundo por casi dos años.

 

Otro más que dejó los ánimos por lo alto fue el británico Slowthai quien, a ritmo de rap y al grito de Fuck You!”, detonó un moshpit bajo el techo de la carpa Viva Airbus. El de Northampton generó una catarsis con temas como Cancelled, 45 Humo, Dead y BB (BodyBag). “Es nuestra primera vez aquí (en México) y quiero agradecerles por las muestras de cariño”, dijo Tyron Kaymone Frampton, verdadero nombre del músico.

Además, antes de preguntar “Anybody likes The Gorillaz?” para dar paso a Momentary Bliss -una colaboración que hace junto a la banda liderada por Damon Albarn-, cantó Mazza, Psycho y Deal With It. Con la adrenalina a tope, la audiencia respondió a todas las peticiones del inglés, ya fuera para levantar los brazos y generar una mar de luces celular o para gritar en lo alto “Fuck You!”, hasta que el cierre llegó con Doorman.

 

En la segunda jornada, deslumbró la actuación de la francesa Jehnny Beth, quien con su propuesta postpunk cautivó a cientos que se dieron cita en el escenario Corona Cero, el cual cimbraron casi al final de su energético show a petición de la cantante.

La también compositora y líder de Savages, presentó parte de su material solista Love Is To Live, del cual se desprende Heroine, con la que abrió su espectáculo en la ciudad de México, donde está “el mejor público del mundo”, según declaró antes de interpretar Innocence y Flower, a las que siguieron We Will Sin Together, I’m The Man en la que se bajó del escenario para hacer bodysurffing, algo que volvió a realizar casi al final para cerrar su presentación, y Closer un potente cover a la original de Nine Inch Nails.

En el show de Jehnny Beth la adrenalina solo fue in crescendo, lo cual se reflejó en los temas U So Pretty y How Could You? y que  llegó al clímax en More Adrenaline, en la que desde abajo, en medio de la audiencia que se dio cita al frente del escenario, dirigió a decenas para cantar y saltar , y después volverse a lanzar sobre sus seguidores. También, desde ahí inició su último tema, uno nuevo: New World. “Ha sido un placer. Mírennos, esto es posible. Esta canción se llama Nuevo mundo, este es el nuevo mundo”, dijo apuntando a sus fans. Esta pieza la terminó sobre el escenario, donde al final, desapareció.

 

Una hora después, la música de Rüfüs Du Sol sonó en todo lo alto. Con su espectáculo de luces y música electrónica, el trío australiano hizo recordar esas noches de fiesta interminable, en las que lo único que importa es sucumbir al ritmo de los beats, como lo hicieron miles frente al escenario Doritos, el cual lució abarrotado.

El grupo, formado por Tyrone Lindqvist, Jon George and James Hunt, inició su presentación con In Your Eyes. “¡Que hermoso festival! Muchas caras felices”, lanzaron desde el escenario. “Se siente bien estar sobre el escenario de nuevo”, dijeron, y la respuesta fue una ovación. Su espectáculo incluyó temas como You Were Right, Devotion, On My Knees, Brighter entre otros.

 

El cierre de la segunda jornada, que reunió a 62 mil asistentes, estuvo a cargo de Twenty One Pilots, una de las bandas más esperadas de la jornada, quienes salieron al proscenio principal tras el cierre del resto de los entarimados.

Cabe resaltar que para el segundo día de actividades y ante las bajas en el elenco que padeció durante el sábado, la empresa promotora ofreció entrada gratuita para el domingo a quienes compraron un boleto individual para el primer día, en el que también banda !!! (chk chk chk) no pudo presentarse completa porque “lamentablemente debido a un caso de Covid-19, uno de los miembros no podrá viajar”, según adelantó el mismo festival a través de su cuenta oficial en Twitter horas antes del arranque.

 

A través de un mensaje difundido en redes sociales, los organizadores señalaron que planearon la décima primera edición del Corona Capital “con el deseo del regreso a los recintos y a las mejores expresiones del entretenimiento en vivo. Tras meses muy difíciles en que artistas, fans y staff vivieron en aislamiento. Asumimos los múltiples retos que la organización implica en medio de este regreso a la normalidad”.

Lamentaron “la ausencia de St. Vincent por contagio de Covid-19; The Kooks por razones familiares; así como la anunciada de último momento por Disclosure debido a enfermedad. Todas ellas fuera de nuestro control. Queremos un cierre con broche de oro, en el que todos los fans que nos acompañaron se lleven un gran recuerdo del primer festival que regresa a la ciudad de México”, abundaron.

También te recomendamos

Todo listo para la 11a edición del Corona Capital

Por Covid-19, Corona Capital y Flow Dest hasta 2021

‘Incendia’ Franz Ferdinand al Corona Capital

NIN y Robbie Williams lideran el corona capital 2018

NIN y The Chemical Brothers, ‘¡alucinantes!

Operará transporte nocturno por Corona Capital

NIN y Robbie Williams lideran el Corona Capital 2018

El Corona Capital por primera vez en Guadalajara

“¡No muros, Fuck Trump!”: Green Day

Todo listo para el Corona Capital 2017

Fotogalería | Corona Capital 2016, entre mensajes de libertad y homenajes

 

Y acerca del Covid-19…

Arranca vacunación para adultos mayores en CDMX

Lanzan App y SMS para atender covid-19 

Conoce a “Susana Distancia”

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

Comentarios:

comentarios

(Visited 300 times, 1 visits today)