* El artista juchiteco falleció el 5 de septiembre

 

* Habrá un carro alegórico en su honor en el desfile de Día de Muertos

 

“Tal vez dibujé a los 10 años. Recuerdo que alguna vez pinté sobre las paredes de mi casa. Dibujaba allí y mi papá, cuando llegó el tiempo de pintar nuestra casa, respetó mis cosas. Cuidaba mis cosas porque no puso pintura sobre la pared donde yo había dibujado… Cuando llegué a Oaxaca, a mi familia le dijeron que ‘este muchacho dibuja’, dijo Francisco Toledo en una entrevista con Macario Matus.

El artista juchiteco, uno de los máximos exponentes de la plástica mexicana, falleció a causa de cáncer de pulmón el 5 de septiembre a los 79 años, en la ciudad de Oaxaca. “Los ojos oaxaqueños que recrearon todo un universo en pintura, escultura, grabado y mucho más, se cerraron”; pero deja un gran legado para México y el mundo.

 

Reconocido por su talento, con toque irreverente, transgresor con sus obras, el también luchador social y filántropo será homenajeado con una “volada” de un ciento de papalotes en la Ciudad de México, el 15 de septiembre. Los papalotes, que serán elaborados en las Fábricas de Artes y oficios (Faros), se elevarán al mediodía en el Hemiciclo a Juárez, informó la Secretaría de Cultura capitalina.

Cabe recordar que en diciembre de 2014, el maestro Toledo elaboró 43 papalotes con los rostros de los estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, Guerrero, atacados y desaparecidos la noche del 26 y 27 de septiembre de ese mismo año, y los voló en Oaxaca en señal de protesta.

 

Defensor de sus ideales, de su tierra, de sus lenguas, de la ecología, del patrimonio artístico oaxaqueño, el también promotor cultural nació el 17 de julio de 1940 bajo el nombre de Francisco Benjamín López Toledo, cuarto de siete hijos, detalló la Secretaría de Cultura en un comunicado de prensa.

Estudió arte gráfica en el taller de grabado de Arturo García Bustos, después llegó al taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías del INBAL en la capital del país. En 1960 viajó a París para ingresar al taller de S. W. Hayter. Allá conoció a Rufino Tamayo y Octavio Paz.

“‘Quería estar ligado a mi comunidad, ahí había mitos orales, tradiciones, cuentos; pensaba que podría ser el ilustrador de esos mitos. Con el tiempo me fui cargando de más información, visité ciudades y museos; Picasso, Klee, Miró, Dubuffet, viví en Europa, viaje a España, conocí a Tápies, a Saura…’, refirió el artista

 

Creador de su propio lenguaje visual, “su obra está llena de androginia y zoología. Así murciélagos, insectos, iguanas, sapos, fueron bellos a través de sus ojos; artículos de uso común fueron lienzo de denuncia y protesta en contra de las injusticias”, como en 2002 cuando organizó y encabezó una tamaliza en contra de la instalación de un restaurante de una cadena transnacional de comida rápida en el Centro Histórico de Oaxaca, Patrimonio Cultural de la Humanidad, y al mismo tiempo, para resaltar la gastronomía oaxaqueña. 

 

“El zapoteco, su lengua natal, se oyó en los coros que lo inventaron todo para alabar al gran artista universal Francisco Toledo”, quien en 2015 donó el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), juntó con toda su colección al Instituto Nacional de Bellas Artes, resaltó la Secretaría de Cultura en su página oficial en la red social Facebook. El acervo de más de 180 mil piezas de arte consiste en 124 mil piezas de pintura y fotografía, 50 mil libros, siete mil fotogramas y dos inmuebles.

 

Miles celebran al maestro Toledo

El Palacio de Bellas Artes abrió sus puertas a más de mil personas que quisieron despedir al maestro y artista juchiteco, al montar un altar con siete de sus obras, además de canastas de maíz, con papalotes grabados con emotivos mensajes, los cuales fueron recuperados de redes sociales, le desearon un feliz vuelo y reconocían su gran obra artística, ecologista, humanitaria y en defensa de Oaxaca.

En el Museo Nacional de las Culturas Populares alrededor de 400 personas disfrutaron de la exposición Toledo Ve, la cual reúne cerca de 600 piezas que dan cuenta del universo creativo de Francisco Toledo; mientras que su obra El Murciélago, que es parte de la muestra De lo perdido, lo que aparezca.33 visiones de la pintura en México, que se exhibe en el Complejo Cultural Los Pinos, fue reubicada al recibidor de la Casa Miguel Alemán del mismo inmueble, donde se montó otro altar en su honor.

 

En tanto, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México informó que realizará una comparsa en honor al maestro en un carro alegórico que desfilará el 2 de noviembre en el magno desfile de Día de Muertos que se realizará en la capital del país.

Por otro lado, en redes sociales, desde el presidente Andrés Manuel López Obrador hasta diversos grupos musicales, artistas y clubes deportivos compartieron mensajes sobre la partida de uno de los artistas más importantes de México, que reflejó la estética de la naturaleza y expresiones tan importantes para el país, como la defensa del maíz; y que fue destacado con el Premio Nacional de Ciencias y Artes (1998); el Príncipe Claus (2000), el Right Livelihood (2005), además de ser distinguido con un Doctorado Honoris causa por la Universidad Autónoma Benito Juárez (2007).

 

Aquí te compartimos algunos de esos mensajes

 

Andrés Manuel López Obrador

 

Santa Sabina

 

Botellita de Jerez

 

Enrique Bunbury

 

Miguel Bosé

 

Elisa Carrillo

 

Diablos Rojos

 

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 168 times, 1 visits today)