* Fue su primera visita a México

 

* “Me han demostrado tanto amor, que ya sólo quiero volver”, dijo

 

“¡Quiero escucharte, Ciudad de México!”, gritó The Weeknd. Y la multitud le contestó con un clamor ensordecedor, pronto, convertido en un coro multitudinario. El canadiense conquistó a las 20 mil almas que se dieron cita en el Palacio de los Deportes el pasado 22 de octubre, apenas apareció en el escenario para interpretar Pray For Me, uno de sus más grandes éxitos, compuesto junto a Kendrik Lamar para la banda sonora de la cinta Black Panther.

Con su rythm & blues, dance y hip hop, Abel Makkonen Tesfaye (nombre real del cantante) puso a bailar a la multitud, lanzando un tema tras otro, sin dar tregua a quienes estaban en la pista, que no pararon de bailar todas y cada una de las piezas hasta que concluyó el show; lo mismo en las gradas, donde el reducido espacio no fue pretexto para mostrar las mejores contorsiones siguiendo el ritmo proveniente del escenario.

 

Abel Makkonen Tesfaye, famoso como The Weeknd, en su concierto debut en México, en el Palacio de los Deportes. Foto Cortesía Ocesa / Chino Lemus

 

Con Starboy, uno de sus super éxitos al lado del dueto francés Daft Punk, arrancó alaridos, en tanto, imágenes de rostros aparecían en la enorme pantalla, colocada en la parte trasera y con la que se apoyó para lograr efectos visuales, a veces psicodélicos, o ambientes cercanos a los de sus videos, como en Party Monster, donde las luces rojas sobre el piso del entarimado y efectos de humo incrementaron el ánimo en la audiencia.

“Esta es mi primera vez en México. Me han demostrado tanto amor, que ya sólo quiero volver y volver y volver. Quiero regresar cada año”, expresó el músico, quien también interpretó temas como Reminder, Six Feet Under, Secrets, The Morning, Wicked Games, y House Of Ballons / Glass Table Girls, en la cual logró que todo el domo de cobre se le uniera en el coro.

 

Foto Cortesía Ocesa / Chino Lemus

 

Sin embargo, uno de los momentos de mayor euforia fue cuando el rapero Ahmad Blashe, alias Belly, quien fue el artista invitado para abrir el show y que dejó el ambiente a punto para el tres veces ganador del Grammy, regresó al entarimado para cantar Might Not.

En el concierto también hubo tiempo para covers como Low Life, de Future; Crew Love, de Drake; y Or Nah, de Ty Dolla Sing; además de la pieza Earned It, de la banda sonora Fifty Shades Of Grey, coescrita con Belly.

Por otro lado, en los grandes hits como Can’t Feel My Face, Feel It Coming, Call Out My Name, interpretada casi al final del recital, y The Hills, con la que se despidió del entarimado en la que fue su fecha debut en México, los miles le acompañaron con celulares en alto y coros o… gritos de euforia.

 

Foto Cortesía Ocesa / Chino Lemus

 

 

También te recomendamos

The Weeknd llegará por primera vez a México

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 82 times, 1 visits today)