Calificación: «««««

El Everest, el pico más alto del mundo y el séptimo
en la lista de la famosa lista de “siete cumbres”, una lista para
aquellos que buscan conquistar los rincones más altos de la tierra; esta
historia se basa en como dos grupos de Alpinistas toman la decisión de unir
fuerzas para lograr que sus alpinistas logren llegar a la cumbre en una de las
temporadas más difíciles en la Montaña, y no sólo por el sobre cupo de
entusiastas escaladores, sino también por la época en la que el clima puede
definir el destino de cada uno de ellos.

Al descender del Everest el grupo de
alpinistas se enfrenta ante la tormenta de nieve más abrumadora y peligrosa de
la que se haya tenido registro, poniendo a prueba su sentido de supervivencia
al ponerse frente a la muerte y superar obstáculos que nunca se habían
imaginado tener que enfrentar, y sobre todo ver lo que es la toma de decisión
de líderes como Scott Fischer (Jake Gyllenhall) y Rob Hall (Jason Clarke) que
dieron todo hasta sus últimos momentos por intentar salvar la vida de las
personas a su cargo, lo que nunca imaginaron fue que la montaña tomaría 8 vidas
aquel 10 de mayo de 1996 incluidas las de ellos.

Las tomas ya sean en 3D o 2D se ven increíbles,
les ponen los pelos de punta y se puede sentir la tención en los momentos
estresantes que vivieron en el Everest este grupo de alpinistas.

La trama posiblemente les parezca algo lenta
en un principio, que es donde como cada uno de ellos cuanta la razón por la
cual han decidido conquistar a dicha montaña, algunos como Doug Hansen (John
Hawkes) iban con la esperanza de poder demostrarle al mundo, que un hombre
normar, común y corriente podía lograr sus sueños gracias a la perseverancia, y
es que este ascenso sería su tercer oportunidad de lograr la cumbre, lo que
nunca imagino es que también sería el último, o historias como Yasuko Namba
(Naoko Mori) que quería lograr demostrarle al mundo que en una sociedad en la
que dominaba el hombre, las mujeres también podían lograr grandes cosas, una de
ellas iba a ser lograr ser la segunda mujer japonesa en conquistar “Siete
Cumbres”.

Lo interesante de la película y por ende de
esta historia se empieza a sentir cuando los montañistas inician la
aclimatación para lograr el ascenso al Everest; y es en este punto dónde les
aseguro estarán clavados en sus butacas y dejando en el olvido los snaks que
compraron al entrar.

Definitivamente una película que no podemos perdernos y de la cual
saldremos apreciando muchas cosas que da la vida y reflexionando de lo que
hemos hecho con ella; y como dice Alessandro Gogna “El camino hacia la
cima es, como la marcha hacia uno mismo, una ruta en solitario”.

Comentarios:

comentarios

(Visited 12 times, 1 visits today)