Con
un ejército conformado por personajes de esas antiguas series de entretenimiento
convertidos en seres tridimensionales que transforman lo que tocan en cuadritos
de colores –pixeles-, derritiéndolo todo, la pelea por el planeta se convierte
rápidamente en un plano –que no campo- de batalla, en donde las únicas reglas que
se respetan son las de esos videojuegos: 3 vidas (oportunidades) para lograr la
hazaña.


El
único capaz de realizar la misión debe ser conocedor de esos retos, por lo que Brenner,
campeón de esos juegos en su adolescencia y ahora instalador de hardware –encarnado
por Adam Sandler-, junto con sus viejos amigos y también ex jugadores –Kevin
James, Josh Gad y Peter Dinklage-, son llamados a ‘guiar’ los esfuerzos de las fuerzas
armadas del gobierno en contra de los alienígenas animados.


Visualmente
atractiva, pues los personajes de pixel conjugan bien con el ‘mundo real’, y
con una trama sencilla de seguir, la cinta dirigida por Chris Columbus conecta
con aquellos que pasaron horas frente a las viejas “maquinitas”, divirtiéndose ya
sea superando a
Donkey Kong, despareciendo bloques de Tetris o disparando para
eliminar al gusano del campo de hongos en
Centipede, y que incluso llegaron a participar
en breves competencias alrededor de las tragamonedas.


Por
otro lado, toda la serie de seres fantásticos que alguna vez figuraron en las
pantallas de arcade, como
Q’bert– resultan llamativos en la pantalla grande para
el público infantil, quien sonríe con las ocurrencias de Brenner durante su
aventura para salvar al mundo, sobre todo cuando se enfrenta a un
Pacman gigante come autos, segmento en el que aparece Töru Iwatani, diseñador del
mencionado juego, un giño a la época ochentera, también rememorada con
videoclips, música y estrellas, como Madonna y Ronald Reagan. Una película
dirigida a toda la familia.


Síguenos en Facebook: www.facebook.com/EntertainmentSG y/o Twitter: @enterteinmentsg, @Ok_Tania y @SandraEirinnSG.


Comentarios:

comentarios

(Visited 1 times, 1 visits today)