¿Qué es la glicación?

·      
Hace treinta años, los científicos descubrieron cómo el exceso de azúcar puede dañar casi todos los órganos y funciones del cuerpo humano. Este proceso, llamado glicación, ocurre en hombres y mujeres de cualquier edad que tengan una dieta desbalanceada.

·      
La glicación está relacionada con el azúcar que ingerimos o que absorbemos a través de algunos alimentos, que se trasforman en azúcares o glucosa dentro de nuestro organismo. 

·      
El azúcar en cantidades óptimas -6 a 8 cucharaditas diarias en mujeres de vida sedentaria; 15 en hombres; y hasta 18 en deportistas- es imprescindible para el cuerpo porque otorga energía a nuestras células. Sin embargo, la ingesta de glucosa excesiva, inicia problemas de salud.

·      
Cuando la cantidad de glucosa que consumimos es excesiva, no encuentra vehículos que la transporten a las células, entonces se une a las proteínas. Esta unión indebida o glicación deteriorara y acaba inutilizando las proteínas. 

·      
Durante la niñez la recuperación de proteínas es más rápida y efectiva, pero a medida que pasan los años esta recuperación es mucho más lenta, por lo que aumentan las proteínas oxidadas y glicadas en todo el cuerpo, es decir; se acumula ‘basura’ en los espacios celulares.

·      
Por más de 50 años, el avance en la comprensión del mecanismo químico de la glicación estuvo directamente vinculado con la ciencia y la tecnología alimentarias y no con salud.

·      
Su importancia fisiológica se puso de manifiesto cuando se descubrió que parte de la hemoglobina en la sangre de individuos sanos está glucosilada (combinada con la glucosa) y que, por tanto, el nivel de glucosilación es mayor en pacientes diabéticos.

Cómo afecta la glicación a la salud

·      
El cuerpo está primordialmente compuesto de proteína y ésta es responsable del  funcionamiento diario del organismo.

·      
Mientras envejecemos, la proteína en nuestros cuerpos empieza a deteriorarse.

·      
La glicación, al dañar las proteínas, deteriora todos los órganos vitales (pulmón, hígado, cerebro, riñones y corazón).

·      
Los científicos tienden a considerar el exceso de glucosa sanguínea como la segunda gran catástrofe metabólica que ataca al organismo envejecido, después de la oxidación. 

·      
Los desórdenes vasculares, neurológicos y de la visión, tienen su origen en los procesos de glicación, donde  las moléculas de glucosa se atan a las proteínas, como si las estuvieran caramelizando, quitándoles así toda su funcionalidad.

·      

Comentarios:

comentarios

(Visited 33 times, 1 visits today)