El
tono político llegó acompañado de la música impetuosa del supergrupo
estadunidense Prophets Of Rage, conformado por integrantes de las bandas Rage
Against The Machine, Cypress Hill y Public Enemy, que durante su show no dejó
de lanzar consignas contra el muro fronterizo entre México y Estados Unidos,
además de que el guitarrista Tom Morello vistió una camiseta con la leyenda
“Ayotzinapa, nos faltan 43”, en alusión a los estudiantes desparecidos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, ubicada en el estado de Guerrero.


“Fuck
the fuckin Wall!” y “Donald Trump no(s) vale verga” fueron las frases lanzadas
por el vocalista B-Real, a las que se unieron las breves consignas de Morello:
“¡No Muros!” y “Fuck Trump!”, durante un set que inició con un Dj set, en el
que rindieron homenaje a “el padre del rock and roll” Chuck Berry, fallecido
ese sábado, seguido de “Prophets Of Rage” y en el que aparecieron temas como
“Bombtrack”, “Guerrilla Radio”, “Take The Power Back”, “(Rock) Superstar”,
“Testify”.


Entonces,
B- Real y Chuck D bajaron del escenario para interpretar una serie de temas con
los seguidores de la banda en primera fila. Incluso el vocalista de Cypress
Hill se aventó al público para hacer crowd surfing. Durante todo el concierto,
una bandera de México ondeó del lado izquierdo del escenario.

{mosimage}


Después
aparecieron piezas como “Shut’Em Down”, “Know Your Enemy” y al final “Killing
In The Name”, que de inmediato desató el mosh pit en la pista, mientras en la
pantalla del escenario apareció la frase “Make Mexico Rage Again” (“Hagamos a
México furioso otra vez”); y abajo, entre los asistentes, apareció una pequeña
manta que decía: “Peña renuncia ya”.


Para
concluir, la banda tomó una foto con su público, y mientras sus compañeros
desaparecían tras bambalinas B- Real, quien gritó “¡Viva México!” y “Te
queremos mucho”, pidió la legalización de la mariguana e interpretó “Yo quiero
fumar” a cappella, acompañado de un multitudinario coro.

{mosimage}


Las protestas contra
‘el muro’, desde el inicio de la jornada

Sin
embargo, las condenas a la muralla en la frontera norte habían iniciado desde
temprano, acompañadas del rock/ska de Doctor Krápula, banda colombiana que hizo
énfasis que “tenemos derecho a protestar” contra la valla, como dice su canción
“Exigimos”, la cual fue interpretada dentro de su presentación, así como “El
Pibe de mi barrio”, “Buscando el Amor”, “Somos”, “Democracy”, entre otros.


La
banda, expresó ‘El Subcantante’ Mario Muñoz, cumplió “un sueño: compartir
escenario con Los Fabulosos Cadillacs y Los Caligaris” (ambos grupos tocarían
más tarde); además de lograr una gran convocatoria en el escenario principal
del maratón musical. “Que siga la fiesta arriba siempre, que nunca pare”, dijo
el vocalista y el público lo cumplió al pie de la letra hasta ya entrada la madruga
del domingo.


Así,
la Tremenda Korte, que tuvo como invitados a Sax, de Maldita Vecindad, y
‘Mosca’ de Los Auténticos Decadentes, tomó el relevo para mantener en alto el
ambiente. Después llegó el turno de Inspector, cuyo vocalista, Big Javy, dijo: “tenemos
muchos problemas, pero somos mexicanos y sabemos cuándo poner la frente en
alto”. El grupo regio llevó a la histeria al respetable, sobre todo al final de
su presentación, con “Amnesia”.

{mosimage}


Los argentinos
encienden los ánimos

Aunque
ya entrada la tarde del sábado, los grupos argentinos fueron los encargados de calentar
los ánimos entre los asistentes y hacerles mover las caderas, como fue el caso
del dueto Illya Kuryaki & The Valderramas, que convirtió en una pista de
baile el escenario Indio Pilsner Plata con temas de su nuevo disco “L.H.O.N” (“La
Humanidad o Nosotros”), como “Gallo Negro” y “Ritmo Mezcal”, además de Jennifer
del “Estereo”, “Chaco”, “Funky Futurista”, y sus clásicos “Coolo” y “Abarajame”.


En
tanto, Los Monstruos del espacio exterior rindieron homenaje a Chuck Berry,
desde el escenario Momentos Indios, con el tema Johnny B. Goode, mientras Los
Caligaris abarrotaban el escenario principal, donde muchos de los convidados al
ska dejaron su torso descubierto para convertir sus playeras en rehilete y
agitarlas en lo alto, durante diversos temas, sobre todo en “Kilómetros”.


La
banda tuvo como invitados a Inspector y Martín “La Moska” Lorenzo, de Los
Auténticos Decadentes. “La verdad (es que) ni en los mejores sueños nos
hubiéramos imaginado esto: 20 años. Los Caligaris cumplimos 20 años de dar
vueltas por todos lados. Recuerdo cuando veníamos al Chopo, al Foro Alicia,
tocábamos en un montón de lugares”, dijo uno de los integrantes de la banda,
mientras el público esperaba expectante para dar rienda suelta a los saltos, a
los gritos.

{mosimage}


“Para
todos los soñadores que están allá abajo. Aunque lo vean lejos, persigan su
sueño, todos los días, aunque sea despacito, caminando”, recomendó la banda,
antes de interpretar “Que Corran” para concluir su show y dar paso a una de las
bandas más grandes del rock en español: Los Fabulosos Cadillacs.


El
grupo liderado por Vicentico salió al mismo escenario, abarrotado ya entrada la
noche, para ofrecer un concierto lleno de clásicos como “Mi Novia se cayó en un
pozo ciego”, “El Aguijón”, “Demasiada Presión”, “V Centenario”, “Mal Bicho”,
“Matador”, “Yo no me sentaría en tu mesa”, entre otros más.

{mosimage}


Bronco, trasciende fronteras
musicales y generacionales

Sin
embargo, fue el grupo Bronco el que trascendió con su música los límites de su
escenario, en el que convocó a más de 40 mil espectadores, y convirtió incluso
el circuito de salida en una pista de baile; pues minutos después de la
medianoche hizo olvidar a los asistentes el cansancio acumulado durante las más
de 10 horas de música continúa.


Con
invitados como Martín “La Moska” Lorenzo, de Los Auténticos Decadentes, en el
tema “Oro”; tres integrantes de Los Caligaris para cantar “Mi Amigo Bronco”;
los Illya Kuryaki & The Valderramas para la pieza “Sergio el Bailador +
Coolo”; Kinky en “Con zapatos de tacón” y varios más, la agrupación regia
contagió su entusiasmo y puso a cantar a chicos y grandes, que pedían al hoy
quinteto interpretar más canciones. Incluso algunos de los jóvenes iniciaron el
éxodo a casa todavía coreando algunas de las mencionadas canciones.

{mosimage}


Domingo de punk…

En
tanto, el domingo fue de
Vive’ punk,
desde Mexican Juligans pasando por una leyenda como Marky Ramone, además de una
de las bandas más icónicas del género de juventudes/niñez noventera, Rancid
-que por cierto, esta fue la primera vez que se presentan en México.


Además,
de las bandas y presentaciones que fueron obviamente un ‘hit’ como Zoé, Julieta
Venegas, Mon Laferte -quien tuvo de invitado a Juanes-, y Justice -que
estuvieron irreales-.


Sin
embargo, lo que hizo el día, además del punk, fue la Sonora Santanera que por
fin y después de varias generaciones se presentaron en el
Vive Latino,
tocaron todas sus rolas más sabrosas, tuvieron invitados como Paquita la del
Barrio -que es algo diferente-, Roco y Julieta Venegas.

{mosimage}


La
‘banda’ del ‘
Vive’ se volvió completamente loca y por supuesto se cantó “Rata de dos patas” a todo pulmón, y a grito desquiciado: “vida eterna para
Paquita”.


Ésta
fue una edición perfectamente lograda del
Vive’: mucha música, mucha comedia,
baile, reventón, borrachos a montones y, por primera vez, muchas carriolas,
pues el festival abrió las puertas a las familias. Todo ello hizo del fin de
semana algo chido, y desde ¡ya! esperando el cartel del próximo año.

{mosimage}


{mosimage}


Síguenos en Facebook: www.facebook.com/EntertainmentSG y/o Twitter: @enterteinmentsg y @Ok_Tania.

 

Te recomendamos:

Vive
Latino,     un festival que “le pertenece
a la gente”

El
Vive Latino, también para ‘rockeritos’

Vive
Latino 2015: Euforia y Protestas Sociales

Comentarios:

comentarios

(Visited 20 times, 1 visits today)