Esta muestra, de 42 placas fotográficas, ilustra el trabajo de uno
de los artistas de la lente “más célebres” de Londres en la década de 1960 al
lado del intérprete de ‘Heroes’, que
dio como resultado una de las imágenes “clave” en la historia del rock, porque
no sólo “definió el aspecto de Bowie a lo largo de su carrera”, sino porque es
“la imagen de una estrella pop más reconocible alrededor del mundo” y que hoy
es conocida como ‘La Monalisa del Pop’, explicó Roberto Solís, coordinador de Talleres del museo durante un recorrido
para medios.

Se trata de la portada del disco ‘Aladdin Sane’ (1973), inspirada en Elvis Presley -a quien el músico
inglés quería rendir homenaje- y que debe su nombre a un “accidente” auditivo
(Duffy no comprendió el título original que era ‘A lad insane’), la cual
presenta a Bowie con un rayo sobre el rostro (símbolo que el Rey del Rock tenía
marcado en su avión privado) y que está incluida en la muestra.

{mosimage}

Las cinco sesiones que componen la exhibición, cuya curaduría estuvo
a cargo de Rene Gelston, fundador del sello británico BLK MRKT (Black Market), se
refieren a los periodos en los Duffy y Bowie trabajaron juntos, en un lapso de ocho
años.

Tras “la muerte de David Bowie (10 de enero de 2016), creemos que
es importante marcar, mediante una exposición, su legado, su memoria; no solo
de una manera audiovisual como lo tenemos con sus discos y videos, sino a
través de sus fotografías, y más porque ellas
hablan de la creación de estos personajes –los ‘alter egos’ de la estrella de rock- y de su intimidad”, abundó Solís.

El primer encuentro de Duffy y el compositor de ‘Space Oddity’ sucedió en agosto de 1972, durante
la transformación del segundo en la figura andrógina de ‘Ziggy Stardust’
, uno de varios experimentos que haría el músico
sobre su estilo e imagen a lo largo de su carrera.

En ese entonces, su mánager Tony Defries se dio a la tarea de
buscar quien pudiera inmortalizar el ‘look’ del ‘rockstar’
; y aunque las imágenes
de este fotógrafo –incluidas aquellas que hizo durante la sesión al resto de
los músicos- no fueron utilizadas en ese momento, hoy se puede apreciar una
serie de ellas en esta muestra.

{mosimage}

Un año después, ambos se reunieron para realizar las placas del
álbum
Aladdin Sane, periodo que es
mostrado en la exposición a través de varias fotografías en las que Bowie está “trabajando
diferentes posturas para darle magia al personaje”, expresó Solís; e incluye la
pieza ‘Eyes Open’,
una variante de la
icónica foto de la portada del disco, la cual fue redescubierta en 2011 y que
el Museo Victoria & Albert usa como imagen principal de la exposición ‘David Bowie IS’.

Otra de las portadas más famosas de los discos del intérprete de ‘Modern Love’ es la de ‘The Lodger’ (1979), que muestra al camaleónico
compositor “en caída”, un efecto logrado por el ingenio de Duffy y su capacidad
técnica adquirida en numerosos sets de publicidad y cuyo proceso creativo quedó
plasmado en diversas placas que hoy se pueden observar en el inmueble del
Centro Histórico. Esta parte de la exposición integra una imagen inédita, en
alta resolución en Kodachrome, que el cantante desechó para finalmente elegir una
placa en Polaroid como arte del álbum.

Asimismo, a estas sesiones se suma la serie de fotografías de ‘Thin White Duke’ (1975), trabajo para el que
Brian Duffy fue comisionado por el ‘Sunday Times Magazine’
para realizar en el set de filmación de la cinta ‘El Hombre que cayó a la Tierra’, dirigida
por Nicolas Roeg, en la que el astro británico interpretó a un extraterreste.

En ellas se pueden apreciar paisajes espectaculares y un efecto de
exposición múltiple del intérprete de ‘Starman’
 mientras juega con la arena, debido al arribo tardío del fotógrafo al set, justo
en el momento en el que el sol se ocultaba y había poco tiempo para hacer las
tomas.

{mosimage}

La última parte de la muestra se titula ‘Scary Monsters’, que exhibe el trabajo
realizado para el disco del mismo nombre
(1980),
el cual el fotógrafo aceptó hacer a pesar de haber renunciado a su estudio. En
esta serie, se puede observar el proceso de maquillaje/transformación de Bowie
en “el payaso más bello del circo”, así como “los momentos, las anécdotas que
se mantenían al estar buscando al personaje”, comentó el coordinador de
Talleres del museo.

El artista de la lente Brian Duffy inició su carrera en 1957 en la
revista Vogue y captó con su cámara la esencia de muchos íconos de la moda, la
música y el cine, como el escritor William S. Borroughs, el músico y compositor
John Lennon, la actriz Brigitte Bardot, entre varios más, testimonios que se
pueden apreciar gracias al trabajo de su hijo Chris, quien se ha encargado de reunir material y formar un archivo que rinde homenaje a uno de los fotógrafos más
influyentes de la historia moderna.

La muestra Duffy/Bowie:
Five Session
podrá verse hasta el 29 de enero de 2017 en el Museo de la
Ciudad de México, en horarios de martes a domingo de 10 a 18 horas.

Para mayores informes visita http://www.cultura.cdmx.gob.mx/, www.facebook.com/museodelaciudadmx, @MuseoCDMX, http://blkmrkt.mx/, www.facebook.com/BLK.MRKT.MX/ y @BLKMRKTMX.

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/EntertainmentSG y/o Twitter: @enterteinmentsg y @Ok_Tania.

{mosimage}

También te
recomendamos

Falleció el
ícono rockero David Bowie
 

Agradece
familia de David Bowie muestras de cariño

Regresa David
Bowie con “Black Star”, su nuevo álbum

Comentarios:

comentarios

(Visited 3 times, 1 visits today)