Creed: Corazón de Campeón es la reaparición
de Rocky Balboa, que después de su retiro de los rings y decepcionado de la
vida encuentra un aire fresco con el hijo de su entrañable amigo Apollo Creed,
quien buscar seguir con la herencia deportiva de su padre impulsado por la
adrenalina que le genera subir a un cuadrilátero.

En esta séptima entrega de Rocky vemos a un
Sylvester Stallone nostálgico, y convencido de crear al siguiente nuevo
campeón, siendo su coach y enseñándole todos los movimientos que hicieron de
Rocky una leyenda.

La actuación de Michael B. Jordan sin duda
dio el ancho y estoy segura que sorprenderá a más de uno, al demostrar que es
capaz de seguir con el legado Rocky.

Desde un principio la historia que plantea el
cineasta Ryan coogler junto a Aaron Covington capta la atención sin flaquear en
la veracidad de los hechos, que en su conjunto crean una atmosfera muy interesante
entre Rocky como entrenador
 y Creed Jr como
aprendiz, llega el momento en el que uno cree que se está viendo una pelea
real, gracias a la excelente secuencia que se logro en cada uno de los rounds.

Creed: Corazón de Campeón, los
dejara pensando en la filosofía de vida de buscar quien se es uno realmente en
la vida.

Comentarios:

comentarios

(Visited 4 times, 1 visits today)