Dos horas antes, un niño de 10 años pregunta una y otra vez
“¿A qué hora van a salir? ¿Falta mucho?”, en referencia al trío liderado por
Matthew Bellamy. Aunque todavía está sobre el escenario la banda californiana The
New Regime, su discurso de agradecimientos –“Nos fascinó tocar aquí en México.
Esperamos regresar pronto. ¡Gracias Muse!”- sólo provocan mayor ansiedad en el
chico, pues el vocerío que se desata en las gradas es ensordecedor. Apenas
apagan las luces y comienza el sobrevuelo de una decena de ‘drones’, grita a su
padre: “¡Grábalo, grábalo!”; mientras la multitud se congrega alrededor del
entarimado ubicado al centro del foro.


Muse presentó
en
nuestro país un nuevo escenario para su
Drones World Tour, cuyo diseño ofrece una experiencia envolvente de
la que casi nadie se puede abstraer. Se trata de una plataforma de 360° de
visibilidad, que se une a dos más pequeñas mediante angostas pasarelas por las
que se deslizan constantemente Matthew Bellamy y Christopher Wolstenholme,
mientras que la batería de Dominic Howard está al centro.

{mosimage}


Arriba, una pantalla circular proyecta lo mismo a los músicos
en acción, videos con discursos como el de JFK, figuras abstractas o imágenes de
robots o de misiles, que los rostros de los seguidores que lograron hacerse de
un lugar al pie del proscenio; y que en algún momento disfrutan de la compañía
del vocalista, quien baja del escenario para interpretar “Dead Inside” a un
lado de la valla.


Con atmósferas recreadas a través de telas desplegadas a lo
largo del escenario, que también funcionan como pantallas, la banda mantiene en
vilo al público en espera de ver/escuchar qué sigue. Más de una veintena de
temas componen el show, pero siempre habrá quien espere escuchar alguno en
especial. “Ojalá toquen Madness”, dice el niño de 10 años, que de vez en cuando
pide ser llevado en hombros para “ver mejor”.

{mosimage}


“Killed by drones” es el mensaje que aparece en la pantalla
para indicar que la odisea, que la banda emprende a través de casi todos sus
discos de estudio, está por comenzar; y despegan los “Drones”, “Reapers” y todos
se ‘cuadran’ ante el ‘Sargento’ de “Psycho” –‘I can’t hear you!, Scream it!, Your
ass belongs to me now!’- para calentar motores, mientras que “Bliss” o “Citizen
Erased” encienden los ánimos. “¡Esas son las de Muse!”, grita un hombre entre la
muchedumbre de la pista, mientras comienza la lluvia de estrellas, porque las notas
de “
The
2nd Law: Isolated System
” ya llenan el foro.


Un par de manos gigantes en las telas-pantalla mueven hilos
de luz que van a dar a los músicos, como si fueran marionetas, en “The Handler”,
quienes después desatan la “Hysteria”, aunque al día siguiente será sustituida
por “The Resistence”, y “Supermassive Black Hole” provocará el estallido del
foro como si de una estrella gigante se tratara y que más adelante será testigo
de la construcción-destrucción de una metrópoli en “The Globalist” y se elevará
hasta el cosmos con “Drones Choir”.

{mosimage} 


Un show que en la pista permite a los fans aglomerarse en los
extremos del escenario, en los cuales eventualmente y aunque sea por segundos,
estarán a centímetros de distancia de sus ídolos, pero que hacia las gradas proyecta
la iluminación completa de la plataforma, cuyo piso se enciende creando figuras
extrañas mientras gira y sostiene a Chris y Dominic cuando sólo ellos dos ejecutan
“Drones”.


“Se extraña Plug In Baby”,
dice el padre del chico inquieto, pero después se entera que “esa la tocaron en
el primer show”. Entonces, se agrega a la muchedumbre para corear “Starlight” y
“Feeling Good”, una de las sorpresas de la tercera noche, porque como alguien dijo
antes:
“la
(canción) que sea está chingona”.

{mosimage}


“Son increíbles” dice Matt a los miles -25 mil en la primera
fecha- que se encuentran en el domo de cobre. El líder de
Muse ya no sólo se desliza por la pasarela, sino que brinca
induciendo a sus seguidores a hacer lo mismo mientras tocan “Times Is Running
Out” y a levantar los puños en “Uprising”.


Para la despedida, lanzan confeti -todas las noches-, con “Mercy”,
que en el primer show se la dedicaron a las víctimas de los atentados en París,
y “Knights Of Cydonia” y que deja cimbrando el inmueble de Mixhuca ante el show
de los británicos, quienes gira con gira se superan.


Síguenos en Facebook: www.facebook.com/EntertainmentSG y/o Twitter: @enterteinmentsg y @Ok_Tania.

{mosimage}

Comentarios:

comentarios

(Visited 1 times, 1 visits today)