* La banda por fin pudo celebrar sus 25 años en compañía de sus fans

 

* El festejo, al que se sumó una pléyade de rockeros, duró un fin de semana

 

* Fue una catarsis total. “Se ve que nos extrañábamos mutuamente”, dijo Dr. Shenka

 

Después de 19 meses de espera y tres reprogramaciones, “la raza” llegó al Foro Sol dispuesta a “reventar, a bailar, a gozar -y cómo chingados no, si estuvimos encerrados tanto tiempo”, dijo Dr. Shenka-, para -por fin- celebrar los 25 años de trayectoria de Panteón Rococó sobre los escenarios. Los casi 180 mil invitados (por los tres días), algunos en familia, otros con amigos, no pararon de gritar/cantar y hacer “el slam más grande de este pinche mundo” durante más de dos horas y media, en las que desfilaron los temas que han sido parte del soundtrack de sus vidas.

Para muchos, como Joselyn, proveniente de Puebla y quien compró boletos para el primero de tres conciertos con los que el grupo oriundo de la Ciudad de México festejó su vigésimo quinto aniversario, la suspensión de los recitales debido a la pandemia solo significó “seguir esperando. No pasaba nada, tenía que llegar el día”. En contraste, para otros, como Araceli, el aplazamiento de los shows por la crisis sanitaria le generó “mucha incertidumbre, todavía (el viernes tenía) un poco duda de venir, pues aún no está todo chido, pero… aquí estamos, muy feliz e impaciente”. La misma desazón expresó Aída Sánchez, fanática de la banda desde los 90s y a quien durante el 2020 le surgió la “intriga de saber si se iban a hacer o no, a veces llegaba la desilusión, pero cuando ya por fin (anunciaron) en sus páginas qué día, pues la emoción al full. Tanto que” acudió a los espectáculos de sábado y domingo.

La misma banda expresó, en voz de Dr. Shenka, la incertidumbre generada por la crisis sanitaria por Covid-19: “Yo te puedo apostar, te puedo jurar que por un momento realmente llegamos a preguntarnos si nos volveríamos a encontrar aquí, y la verdad es que nunca perdimos la esperanza. Esta noche, por fin, después de mucho tiempo nos podemos volver a ver las caras”. Y como el grupo, varios de sus seguidores, como @SoloSandra, manifestaron su regocijo vía redes sociales: “Valió la pena cada maldito segundo de espera #ElCuartoDelSiglo #Ofrenda”. También @Tonatiuh_88: “Lo que @RococoTweets hizo ayer fue una obra maestra. Llenó el Foro Sol y nos reventó el corazón”.

Fueron tres noches de fiesta con un Foro Sol pletórico, lleno de coros multitudinarios, con cientos de luces de celular que danzaban al ritmo de los saltos allá en la gradería, simulando cascadas luminosas que vertían su energía a la orilla de la pista, donde además el baile y el slam en los “círculos de paz” ayudaron a liberar el estrés y la incertidumbre generados por la emergencia sanitaria durante año y medio. “¡Que bruto! Le dieron con ganas. Se ve que ya les hacía falta un concierto. Se ve que nos extrañábamos mutuamente”, dijo Dr. Shenka. Fue una catarsis total.

El tercer show estuvo marcado, además, por el sentimiento generado por el fallecimiento del ídolo de la canción ranchera, Vicente Fernández, también llamado El Charro de Huentitán. “Llegamos a casa después de un gran concierto y nos dimos cuenta de la triste noticia y esta noche nos atrevemos con todo el respeto, con todo el amor, con todas las ganas y con todo el corazón, porque sabemos lo que significa siempre Vicente Fernández para nosotros”, dijo Dr. Shenka. “El último rey”, agregó antes de entonar El Rey junto a Lila Downs, la pieza de la autoría de José Alfredo Jiménez, pero popular en voz del originario de El Salto, Jalisco:

Panteón Rococó

Panteón Rococó rindió homenaje al ‘Charro de Huentitán’ durante su tercero y último concierto con el que celebraron ‘El Cuarto de Siglo’ de la banda en el Foro Sol, el 12 de diciembre de 2021. Foto cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

“Yo sé bien que estoy afuera, pero el día que yo me muera, sé que tendrás que llorar”. Entonces, un coro multitudinario respondió: “llorar y llorar, llorar y llorar”. Los cantantes prosiguieron: “Dirás que no me quisiste, pero vas a estar muy triste y así te me vas a quedar”. Después la multitud se le unió a una sola voz: “Con dinero y sin dinero hago siempre lo que quiero y mi palabra es mi ley. No tengo trono ni reina, ni nadie quien me comprenda” y la última frase resonó en todo el inmueble de la Magdalena Mixhuca: “pero sigo siendo el rey”. “¡Qué viva siempre Vicente Fernández!”, gritó Shenka. “¡Qué viva Chente!”, exclamó Lila, frases acompañadas de una ovación dedicada a la leyenda.

 

Una celebración para todo el fin de semana

“Buenas noches gente del mundo que se dio cita aquí en este magno lugar para celebrar casi 27 años de lo que ha sido una aventura musical inusitada. Una relación hermosa entre ustedes y nosotros que se ha tejido a través del amor, de las canciones y de la resistencia”, dijo el vocalista de Panteón Rococó en el arranque del festejo de El Cuarto del Siglo, en el que la banda no sólo agasajó a sus fanáticos, sino que también abordó temas sociales como la migración –“Siempre he insistido que es un derecho inherente de cualquier ser humano, que se debe respetar, no importa si es por huir de algo, si es por hambre o si es turísticamente”, dijo Shenka- y la desaparición forzada.

Un reencuentro impetuoso, luego de que Antidoping y los ingleses The Skints, grupos invitados en viernes y domingo, se encargaron de calentar motores en dos noches que generaron gran expectativa y marcaron el reinicio de los conciertos masivos en tierra azteca, tras casi dos años sin eventos de este tipo, enmarcado además por el récord impuesto, pues El Panteón es la primera banda mexicana que hace “tres Foro Sol” consecutivos.

Panteón Rococó

Las desapariciones forzadas en el país fue uno de los temas sociales que la banda, originaria de la Ciudad de México, denunció durante sus conciertos de ‘El Cuarto de Siglo’. Foto cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

Tras la proyección de un breve video donde sus fans les relatan lo que significan para ellos, Monel (guitarra), Gorri (guitarra), Darío (bajo), Tanis (percusiones), Missael (saxofón), Paco Barajas (trombón), Felipe Bustamante (teclados), y Dr. Shenka (vocales) saltaron al escenario para iniciar el festín con Toloache pa’ mi negra, seguida de Asesinos -en la cual se proyectaron los rostros de personajes como los expresidentes Alfredo Díaz Ordaz, Vicente Fox, el ex gobernador Javier Duarte en una enorme pantalla- y Esta Noche. Inmediatamente, los gritos, coros y el baile remecieron al inmueble de la Magdalena Mixhuca, citas en las que el ánimo solo fue in crescendo con cada minuto que pasaba para estallar con dos piezas clave: La Dosis Perfecta y La Carencia.

Desde el escenario dividido en tres pisos, en cuya parte más alta y en plataformas distintas se ubicaron la batería, los teclados y las percusiones- Luis Román, mejor conocido como Dr. Shenka, dirigió un set que incluyó temas como Dime, Estrella Roja -en la que destacó una manta negra con las siglas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en color rojo, colocada en el piso desde donde Tanis marcaba el ritmo con las percusiones- Ven, Ven, Ven, Vendedora de Caricias, La Rubia y El demonio, Infiernos, Viernes de webeo, Fugaz, Acábame de Matar y hasta se hicieron presentes las Hostilidades.

 

 

 

A la juega del fin de semana sobre el entarimado del Foro Sol se sumó una pléyade de rockeros y de otros géneros. El primero en aparecer fue Francisco Familiar (DLD), luego Mon Laferte, con quien interpretaron Si una vez -un cover a la original de Selena (viernes)-, Leonardo de Lozanne -en El Último Ska-, Rubén Albarrán – en Fugaz (viernes)-, María León y Margarita La Diosa de la Cumbia -con quienes cantaron Mil Horas, viernes y domingo, respectivamente-, María Barracuda y Jorge La Chiquis Amaro (JotDog) – para Arréglame El Alma y la ya mencionada Lila Downs -para la Cumbia del Olvido (domingo)- y varios más.

 

 

Y una Ofrenda para la eternidad

Tanto se extrañó la música en vivo que se rindió una Ofrenda a todo pulmón y con baile a aquellas leyendas de la música en español que han dejado este plano, pero que sus temas, de una forma y otra -casi siempre debido a los gustos musicales de los padres, han sido también parte del soundtrack de vida de los seguidores del Panteón.

Imágenes sobre la pandemia -personal de salud, hombres y mujeres con cubrebocas, sanitizadores de las calles, carrozas funerarias y funerales- se proyectaron en las pantallas. Las notas de Dios Nunca Muere sonaron por lo alto mientas la voz de un niño ayudó a recodar a aquellos que han fallecido: “El cempasúchil que tanto te gustaba ahora se convirtió en tu perfume… que no falte nada en tu altar, aunque aquí a mi lado faltas tu… ya vienes y yo acá te espero siempre”.

Así aparecieron, a través del repertorio, Camilo Sesto con Vivir Así Es Morir de Amor, Joan Sebastian con sus 25 rosas, Lalo Tex nos recordó que Te Vas a Acordar de Mí, en la que participó Big Javi (Inspector) el domingo y en el que la banda retomó el tema de las desapariciones forzadas, al proyectar cifras de las víctimas que por este delito existen en el país: “Voltea a tu alrededor. Hoy somos más de 60 mil almas. Súmale 30% y te darás una idea (sobre) cuantos de nuestros hermanes, madres y padres, hijes, amigues están desaparecidos. Hoy los recordamos. Su memoria nos da fuerza para enfrentar el futuro”.

Panteón Rococó

Sax, de Maldita Vecindad, el cantautor Óscar Chávez y el cantante Camilo Sesto fueron recordados durante ‘El Cuarto de Siglo’. Fotos cortesía Ocesa / Liliana Estrada y Lulú Urdapilleta

 

También apareció el cantautor Óscar Chávez, a través de su pieza Por Ti¸ donde los artistas aludidos en el más reciente álbum del Panteón fueron visibles mediante fotografías, incluido Eulalio Cervantes Galarza, mejor conocido como Sax, integrante de Maldita Vecindad y Los Hijos del Quinto Patio, acaecido el año pasado. El climax en este parte llegó con el talento de Alberto Aguilera Valadez plasmado en su tema Hasta Que Te Conocí, que el viernes fue interpretada, además, por el rapero guanajuatense Santa Fe Klan. Al final, las mariposas de confeti, la música, los coros y el baile a tope en la pista aludieron a los extensos conciertos con los que El Divo de Juárez agasajaba a sus fans. Entonces, la multitud correspondió a la banda con ánimo enardecido: “¡Oe, oe, oe, oe Panteón, Panteón!”

Y es que “la música rompe todos los esquemas, la música no tiene lenguas ni fronteras, nos damos cuenta entonces que este lenguaje universal nos ha servido durante todo este trayecto, durante todo este último tiempo para mantenernos vivos, llenos de esperanza, de energía, llenos de ganas de vivir y de seguirle chingando en un mundo que cada vez se ve más difícil”, pero con La Dosis Perfecta todo es posible, por “la emoción que nos invade a todos en este momento. Estuvimos añorando, esperando cada minuto, acariciando este instante y no sé por qué tengo la certeza de que esta noche todo, absolutamente todo, se va descontrolar”, advirtió Shenka. Y así fue. El frenesí desbordó a la Magdalena Mixhuca, la cual, tras una tregua de tres piezas para tomar un poco de aliento, y en medio de La Carencia, se rindió a aquellos “círculos de paz” coronados por fuegos artificiales, en los que la multitud dio rienda suelta a la adrenalina: “¡Lo hicimos, amigos, amigas!”

Panteón Rococó

La banda logró reunir a alrededor de 180 mil seguidores en el Foro Sol, lo que la convierte en la primera banda mexicana en tocar en ese inmueble por tres noches consecutivas. Foto cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

 

También te recomendamos

La “Ofrenda” de Panteón Rococó a compositores icónicos

Pospone Panteón Rococó conciertos en Foro Sol

La Lotería celebra a ¡Panteón Rococó!

Dr. Shenka se recupera de Covid-19

Dr. Shenka, positivo a Covid-19

Panteón Rococó, una banda que arriesga

Reprograma Panteón Rococó fechas de aniversario

“¡Hasta siempre camarada!”: despiden a Óscar Chávez

 

Y acerca del Covid-19…

Lanzan App y SMS para atender Covid-19

Conoce a “Susana Distancia”

¿Qué es el Covid-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

 

 

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 481 times, 1 visits today)