* Reznor se disculpa en el Corona Capital “por el pendejo de nuestro presidente. ¡Perdónenos!”

 

* Con los de Manchester, el espacio resultó muy limitado para los miles que acudieron a verlos

 

“¡Reznor, Reznor, Reznor, Reznor!” gritaban los seguidores de Nine Inch Nails, mientras el líder de la banda empuñaba el micrófono para interpretar Reptile. La banda inició soltando fuertes dosis de rock, contagiando energía pura a los miles reunidos frente al escenario Doritos Bunker, en donde la espera de cuatro años por los de Cleveland, Ohio, culminó -con disculpa incluida por los dichos y actitudes del presidente estadounidense Donald Trump- de manera eufórica.

Minutos antes de la aparición sobre el entarimado de Trent Reznor y compañía durante la segunda jornada de actividades de la novena edición del Festival Corona Capital, el espacio, que se había quedado casi vacío tras la actuación de The War On Drugs, lució atiborrado. A los gritos de entusiasmo, siguieron las primeras notas de Mr. Self Destruct, y después las de Wish y Less Than.

 

Robin Fink / Cortesía Ocesa / José Jorge Carreón

 

Con efectos ejecutados solo con las luces y hielo seco, apoyada con la proyección de los músicos en blanco y negro en las pantallas laterales de la plataforma, la banda hizo saltar a cientos, mientras otros prefirieron el headbanging, con su tema March Of The Pigs, el cual también ayudó a olvidar por un rato el descenso de la temperatura la noche del domingo.

A esa pieza siguió Piggy, The Lovers y Reptile, momento en que la agrupación ya había conectado completamente con el público, luego de lanzar, uno tras otro, sus temas, para que no decayera el entusiasmo. Entonces, aparecieron Shit Mirror y Ahead Of Ourselves, dos temas de Bad Witch, su más reciente álbum, lanzado en junio. Después algunas canciones del siglo pasado, como Closer, The Perfect Drug y Gave Up, o varias más del nuevo milenio: Me, I’m Not y Copy Of A.

 

Foto Cortesía Ocesa / José Jorge Carreón

 

Así, en pleno éxtasis, con una sola declaración ante sus fanáticos, Reznor elevó aún más, si se puede, la euforia: “Estamos felices de estar aquí. Gracias por recibirnos. Dejen que me tome un segundo para disculparme por el pendejo de nuestro presidente. ¡Perdónenos!”, exclamó antes de interpretar I’am Afraid Of Americans -“una canción que tuvimos el placer de interpretar con David Bowie, y que es, tristemente, relevante todavía hoy”, dijo durante la introducción-. La disculpa también se escuchó en el show que la banda ofreció en El Plaza un día después.

Entonces, vino una suerte de catarsis de la mano de las piezas Starfuckers Inc, The Hand That Feeds y Head Like a Hole; y que culminó su trepidante viaje con Hurt, en la que algunos encendedores – como en los conciertos de antaño- aparecieron entre el público para acompañar la figura de Reznor, que parecía, aunque no lo estaba, solitaria sobre un entarimado en penumbras.

 

Reznor. Foto Cortesía Ocesa / César Vicuña

 

Una cátedra audiovisual

Un día antes, el dueto inglés conformado por Tom Rowlands y Ed Simmons, mundialmente conocido como The Chemical Brothers, hizo estallar de júbilo a la multitud reunida en el escenario Corona Light, cuyo espacio resultó muy limitado ante la convocatoria que despertó la propuesta llena de beats de los de Manchester.

La espera por años valió la pena para la cátedra que el dúo suele ofrecer a su público: visuales -algunos de ellos tridimensionales- en completa sincronización con los beats y lásers que provoca que los invitados al festín musical se dejen llevar en un periplo que lo mismo te hace disfrutar en calma las dosis óticas, que elevar el ánimo y convertir cualquier espacio en una pista de baile.

El menú musical incluyó Go, Free Yourself -el nuevo sencillo con todo y video-, Mad As Hell, Swoon, Believe, Got To Keep On -con la que pusieron a mover las caderas a miles- y un tributo a New Order -banda que se presentó un día después-, con Temptation, sólo para arrancar motores.

 

The Chemical Brothers durante su actuación en el Festival Corona Capital 2018 en el Autódromo Hermanos Rodríguez el 17 de noviembre de 2018. Foto Cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

Sin embargo, para cuando uno de los clásicos llegó, Hey Boy, Hey Girl, el terreno estaba tan saturado que era imposible bailar, y todos aquellos concentrados en la parte más alejada del escenario o los lados, poco disfrutaron de los visuales, pues los árboles, las luminarias y una que otra carpa de los patrocinadores obstruían la visión de las pantallas.

Aún así, nadie abandonó su lugar, mientras sonaban temas como Saturate, Elektrobank, Escape Velocity y Snow, lanzados para no dejar caer el ánimo. Un brevísimo encore anunció que el show estaba por terminar; y aunque para esas alturas Robbie Williams ya hacía lo propio en el escenario principal, la fiesta con los beats a todo volumen continuó en el Corona Light con Galvanize, C-H-E-M-I-C-A-L y el cierre fue con Block Rockin’ Beats.

 

Foto Cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

La música ya había concluido, sin embargo, el ritmo de los beats se quedó en al ambiente. Algunos, que se quedaron con ganas de más seguían bailando mientras veían los videos que grabaron con fragmentos del show minutos antes. Otros, que hasta ese momento, notaron el descenso de la temperatura, se enfilaron hacia la Levi’s Tent, donde tocaba Odesza, para intentar no perder la magia creada por los de Manchester.

Varios más, prefirieron quedarse con el recuerdo de un excelente show y empezar el éxodo a casa; mientras Robbie Williams interpretaba un minipopurri, que incluyó a Bon Jovi -Livin’ On a Prayer-, A-ha -Take On Me-, The Human League -Don’t You Want Me-, Amy Winehouse -Rehab-, Bee Gees -Stayin’ Alive-, entre otras.

 

Foto Cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

Trascendió que:

* Tras la primera jornada de actividades del festival, un grupo de jóvenes se hizo pasar por migrantes e intentó ingresar al albergue que estaba instalado en el Estadio Jesús Martínez “Palillo”, ubicado también en la Ciudad Deportiva de la Magdalena Mixhuca.

 

 

* Una mujer fue detenida por elementos de la SSP-CDMX por estar implicada en el robo de 19 celulares durante el primer día de actividades del festival. La aprehensión se realizó “al exterior del Autódromo Hermanos Rodríguez”, luego de que un hombre señaló “que momentos antes le había hurtado su celular”.

 

Foto Cortesía de la SSP-CDMX

 

* 16 personas fueron detenidas por reventa -13 el primer día, tres el segundo- y presentadas ante un juez cívico. También se recuperaron seis boletos -cinco el primer día, uno el segundo, informó la Policía capitalina, que implementó un operativo en el que participaron más de mil 500 elementos de Proximidad, Metropolitana, de Tránsito, además de personal del ERUM y un helicóptero de la DGSA, quienes supervisaron que el evento transcurriera con tranquilidad.

 

* La SSP-CDMX reportó saldo blanco durante los días que se realizó el maratón musical, en el cual registró una asistencia de 155 mil 535 personas -80 mil el sábado y 75 mil 535 el domingo-.

 

Foto Cortesía Ocesa / Lulú Urdapilleta

 

También te recomendamos:

NIN y Robbie Williams lideran el Corona Capital 2018 

El Corona Capital por primera vez en Guadalajara

“¡No muros, Fuck Trump!”: Green Day

Todo listo para el Corona Capital 2017

Revelan cartel para el Corona Capital 2017

Fotogalería: Corona Capital 2016, entre mensajes de libertad y homenajes

Comentarios:

comentarios

(Visited 53 times, 1 visits today)