* El número de afectados hasta el lunes era de mil 710, según el procurador

 

* La expendedora de entradas informó que dará a conocer nuevas medidas para cerrar espacio a la venta de accesos falsos

 

Tras los hechos ocurridos el pasado fin de semana en el Estadio Azteca, donde cientos de seguidores de Bad Bunny se quedaron sin poder disfrutar de los conciertos del puertorriqueño por presunta sobreventa de boletos, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) anunció que multará a Ticketmaster por infracciones a la ley.

El titular de la dependencia Ricardo Sheffield explicó, en entrevista con el medio Aristegui Noticias el lunes, que al menos mil 710 personas resultaron afectadas -mil 600 detectadas el viernes 9 de diciembre, aunque el número absoluto aún no es determinado; y 110 el sábado- aunque compraron sus entradas “directamente” en la empresa boletera; pues “Ticketmaster emitió, imprimió, doble esa cantidad de accesos”.

Cabe resaltar que desde el sábado Profeco informó que la compañía “se comprometió a reembolsar el costo íntegro de las entradas”, y destacó que también “deberá otorgar una compensación no menor al 20 por ciento del precio pagado”, como establece la Ley Federal de Protección al Consumidor, a los afectados, los cuáles, estimó durante la entrevista, podrían “llegar a cerca de los dos mil”.

Todavía este jueves la dependencia volvió a difundir, a través de redes sociales, la mecánica que deben seguir aquellos que compraron entradas para algunos de los dos shows del puertorriqueño y resultaron afectados para iniciar su proceso de reclamación de reembolso.

Por su parte, Ticketmaster subrayó, mediante la emisión de un comunicado el pasado lunes, “que no existió sobrecupo alguno ni sobreventa de boletos” para los shows del World’s Hottest Tour, y reiteró que “el viernes se presentó en los accesos al recinto una cantidad sin precedentes de accesos falsos, comprados fuera de nuestros canales oficiales”, lo que “generó intermitencia temporal en el sistema de lectura” de las entradas” e “impidió reconocer por momentos la identificación de boletos legítimos”.

Sin embargo, el funcionario cuestionó esa declaración de la empresa al señalar: “cómo va a ser posible que el viernes sobrepasan las mil 600” entradas, presuntamente falsas; mientras que el sábado, cuando personal de la Profeco estuvo presente “no hubo boletos falsos” y el número de casos en el que los asistentes no pudieron ingresar se redujo a 110, “donde el 100 por ciento son (por) emisión doble, quiere decir que Ticketmaster corrigió o trató de corregir algo que hizo previamente, por error o con dolo, no lo sabemos, eso es lo que estamos investigando y habrá que determinarlo en los próximos días, pero queda perfectamente claro que ellos vendieron doble mil 600 boletos del viernes y vendieron dobles 110 boletos del sábado”.

Asimismo, agregó que la empresa de emisión de entradas será sancionada con una multa, la cual podría ser de hasta 10 por ciento de sus ventas totales del año pasado, porque “sí hay motivos para una infracción”.

En tanto, Ticketmaster reiteró que “colabora de manera abierta, amplia y decidida con la investigación” que realiza la Profeco, a fin de clarificar lo sucedido en los accesos del Estadio Azteca el pasado viernes y puso a disposición de los seguidores del Conejo Malo que “hayan adquirido boletos en canales oficiales” y que “conforme el registro electrónico no hayan podido acceder” al show el correo electrónico contactanos@tickemater.com.mx para procesar sus solicitudes.

Destacó que “no tolera ni participa en la reventa de boletos” e informó que “dará a conocer próximamente medidas de última generación tecnológica que cerrarán considerablemente los espacios a la venta de boletos falsos o duplicados”.

Finalmente, explicó que la demanda de boletos para los conciertos de Bad Bunny en la Ciudad de México fue “la más alta en la historia del país, al registrar más de 4.5 millones de personas en búsqueda de una de las apenas 120 mil localidades disponibles en el Estadio Azteca sumadas para ambas fechas”.

Cabe señalar que el Conejo Malo generó más de 18 mil 500 millones de reproducciones este año solo en Spotify, “lo que le valió el título de mejor artista” en esa plataforma por tercer año consecutivo, “el primer artista en reclamar tal logro”.

Para celebrarlo, la empresa sueca organizó la Ceremonia del Anillo, en la que el director Global de Contenido Musical, Jeremy Erlich, felicitó a Benito Antonio Martínez Ocasio, verdadero nombre del artista, “por el triplete”. Después, le entregó tres anillos, diseñados por Jason de Beverly Hills, “para simbolizar cada año que fue el artista global más escuchado en Spotify”.

Bad Bunny

El cantante Bad Bunny muestra sus tres anillos otorgados por Spotify, con Jeremy Erlich, director Global de Contenido Musical de la plataforma sueca;-Gustav Gyllenhammar y Mia-Nygren. Foto tomada de https://newsroom.spotify.com/

 

La plataforma también creo cinco placas, “cada una de las cuales representa una canción” del Conejo Malo que “superó la marca de los millones de reproducciones”, las cuales son: Yonaguni, Callaita, LA CANCIÓN, Te Boté – Remix y No Me Conoce-Remix, que le fueron presentadas al puertorriqueño.

En los últimos 90 días, 95 millones de oyentes escucharon uno de sus temas por primera vez, y el 51 por ciento de esas reproducciones ocurrieron fuera de los mercados de habla hispana, según datos de la compañía de servicios multimedia difundidos en su cibersitio.

 

Asimismo, destacó que el cuarto álbum de estudio del también compositor, titulado Un Verano Sin Ti, “encabezó la lista de álbumes más reproducidos del mundo en 2022”; en tanto que su disco debut, llamado X 100PRE, ocupa el número 68 del Top 100 de álbumes más escuchados a nivel mundial; y de las seis placas discográficas latinas ubicadas en el Top 50 de las más reproducidas, la mitad son de Bad Bunny: Un verano Sin Ti (#1), YHLQMDLG (#8) y EL ÚLTIMO TOUR DEL MUNDO (#21).  

El pasado viernes seguidores del Conejo Malo acusaron vía redes sociales que, pese a haber adquirido sus boletos para el concierto del puertorriqueño por canales legítimos, se les impidió el acceso con el argumento de que sus entradas “no pasan”, es decir, no fueron reconocidos por el lector de códigos.

 

También te recomendamos

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 104 times, 1 visits today)