El cantante y compositor Jarvis Cocker visitará la Ciudad de México, donde conversará este fin de semana con el locutor de Rulo, sobre su más reciente libro Good Pop. Bad Pop, en el que aborda aspectos de su vida personal y de su carrera musical, pasando por sus años de adolescencia, gustos musicales, aversiones, momentos de gloria, frustraciones, enseñanzas para su hijo y reflexiones en torno a la cultura popular.

La legendaria estrella de la banda de britpop Pulp, quien se encuentra en México en el marco de su participación en el Hay Festival, que se realiza en Querétaro, explicará “cómo la limpieza de su departamento arrojó escombros acumulados que lo llevaron a reflexionar sobre la cultura pop, pero también a recordar momentos clave de su vida y su trayectoria profesional, mismos que describe a manera de inventario a través de dichos objetos”, detalló la Secretaría de Cultura capitalina en un comunicado de prensa.

“Había una casa en la que viví un tiempo. Almacené muchas cosas en el desván de esta casa. (Y) Cuando digo que ‘almacené muchas cosas’, en realidad es una manera amable de decir ‘lo utilicé como un contenedor’.

“He decidido que, antes que simplemente llevarlo todo a la basura, revisaré cada objeto para después realizar una decisión ‘informada’ sobre si conservarlo o no”, detalla el músico al inicio de su libro Good Pop. Bad Pop, publicado en México por la Editorial Sexto Piso; y es través de esos elementos que Cocker hace un ejercicio de memoria sobre lo valioso y lo desechable, pero, sobre todo, lo digno de ser enmarcado en una biografía. Así, mediante “apuntes sobre su código de vestimenta en la época de Pulp, cuadernos de ejercicios escolares, chicles cerrados, corbatas anticuadas y pensamientos en torno a lo nuevo, Jarvis reflexiona sobre todo acerca de sus deseos de transformar la vida a través de lo popular”.

De alguna manera, la autoexaminación que hace, la extiende a los lectores: “se podría pensar en este desván como una manifestación de la forma en que un ser humano moderno acumula cosas de manera casi inconsciente”.

En algún pasaje, el líder de Pulp reflexiona sobre la caída en desgracia del punk, música y actitud que influenciaron a la banda que formó en la década de 1970 y que, vía la mercantilización y cooptación por parte de la industria, se ha integrado a los discursos que refuerzan el status quo; y señala: “‘Es un problema de la modernidad la forma en que se vacía de vida a las cosas mediante la repetición y la asimilación en el mainstream’.”

A través de las páginas, el lector es testigo de la evolución del músico, que en un principio es ingenuo, pero después tiene grandes aspiraciones: “ ‘El punk sucedió en un momento muy importante para mí; apenas entraba a la adolescencia. Desde los siete años quería estar en un grupo, pero no tenía idea de cómo hacer. Me parecía tan realista como mi otra ambición infantil”.

Asimismo, el intérprete de Common People ahonda en los dilemas de la identidad. Para el músico de 58 años, ser diferente y tener un sonido propio estuvo vinculado de manera muy directa de esa sana actitud punk: “‘Me salvó de una vida de aprender el estilo finger-picking. Me mostró otra forma. Otro mundo. Un mundo de bailar y reír’.”

Pop Bueno. Pop Malo

Portada del libro “Pop Bueno. Pop Malo”, de Jarvis Cocker. Imagen cortesía Editorial Sexto Piso

 

En más de 350 páginas, Cocker escudriña en sus defectos y en los aspectos que le causaban vergüenza cuando niño, como su nombre poco común y chistoso (“recuerdo haber acudido a un fin de semana de acampada de los Club Scouts y decirle al scoutmaster que me llamaba John”), la ropa anticuada que le compraban sus padres y su idolatría a la cultura popular.

“Chucherías”, “vertederos mentales” “archivos” “proceso de autoexcavación” e “inventario” son algunos de los adjetivos con los que el artista describe con fascinación su pasado. A menudo desentraña comentarios sobre su banda, como el origen del nombre: “He contado a menudo la historia de que estaba en una clase de economía en la escuela cuando nos dieron un ejemplar del Financial Times y mi ojo se fijó en el término ‘Arabicus Pulp’ (pulpa arábica) en la sección de materias primas del periódico”.

Asimismo, abunda, entre otras cosas, sobre “la función que tienen la cultura y la música pop en la evolución de las sociedades, pero también, cuando se usan tramposamente por la industria y la política a manera de manipulación. ‘El pop era empoderamiento’, dice, ‘fue hecho para satisfacer deseos primitivos’.”

Para Jarvis, dice mucho de una sociedad, y su cultura revela más de sí misma a través de los objetos que tira, que con los artefactos que reverencia. “El sexo, el porno, la moda, las familias disfuncionales, una vieja radio multibanda, los programas de comedia, las canciones pop, Vaselina, entran todos en una licuadora que da como resultado un platillo instrospectivo sobre la vida contemporánea”.

En su libro, “como férreo defensor de la cultura pop, responde a sus detractores a partir de la educación sentimental que recibió en viejas canciones de la radio como O Superman, de Laurie Anderson: “‘si algo tan extraño y radical podría ser un éxito en los listados, entonces significaba que el pop era una influencia positiva: ideas nuevas y desafiantes podían entrar a la cultura manistream si suficientes personas decidían comprar sus discos y llevarlas ahí. El pop podía expandir (y volar) mentes’.

“Y añade: ‘si un disco era un éxito o no, lo determinaba la gente. Las disqueras podían empujar un sencillo tanto como quisieran, pero la decisión final descansaba con la población general. O lo comprabas o no lo comprabas. Esa era la magia del pop: no podía predecirse. Un éxito tenía que tener ese algo misterioro que se alojaba en la imaginación popular’”.

Cabe resaltar que Jarvis Cocker es conocido en el mundo como referente del britpop y líder del grupo Pulp desde finales de los años 70, pero alcanzó su mayor reconocimiento a mediados de la década de los 90 con los álbumes His ‘n’ Hers y Different Class, en donde se incluyen los clásicos Babies, Do You Remember The First Time?, Common People y Disco 2000, a los que les seguirían materiales con los que el grupo alcanzaría su madurez musical This Is Hardcore y We Love Life.

El artista británico compartirá sus experiencias con sus fans, a las 16 horas del 4 de septiembre, como parte del Hay Festival -evento literario y cultural que reúne a escritores y lectores para compartir historias e ideas en eventos sostenibles-, en el Museo de la Ciudad de México. El registro para acudir se agotó a los pocos minutos de que se dio a conocer la noticia, pero puedes seguir la charla en vivo a través de las cuentas oficiales en Facebook de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México: https://www.facebook.com/Cultura.Ciudad.de.Mexico; del festival: https://www.facebook.com/hayfestival y de la editorial Sexto Piso: https://www.facebook.com/editorialsextopiso.

Jarvis Cocker

También te recomendamos

📚 Librívoros | La felicidad de David Bowie

📚 Librívoros | Érase una vez… Avándaro

 

Y acerca del Covid-19…

¿Qué es el COVID-19? 

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

Comentarios:

comentarios

(Visited 37 times, 1 visits today)