* No hay mejor forma de entender la situación de los migrantes “que vivir un fragmento de ella”: González Iñárritu

* Disponible al público a partir del 18 de septiembre. No apta para cardíacos

Con Carne y Arena (Virtualmente presente, físicamente invisible), su más reciente trabajo, Alejandro González Iñárritu rompe el paradigma del cince colectivo y lo transforma en una experiencia individual. Un “trabajo inmersivo” que explora la condición humana y la crisis que la humanidad atraviesa a nivel mundial con el fenómeno de la migración y que, al mismo tiempo, “potencia la empatía hacia estos viajeros”, más que ser una propuesta política, aseguró el cineasta……

El director de Birdman y El Renacido explicó, durante la ceremonia inaugural realizada este martes en el Centro Cultural Universitario de la UNAM, que después de haber investigado acerca de la realidad migrante por cuatro años, descubrió que no hay mejor forma de entender esta situación “que vivir un fragmento de ella a nivel no solo intelectual, sino sensorial”.

Así, la instalación que realizó con la colaboración del fotógrafo Emmanuel Lubezki busca borrar la frontera entre los personajes y el espectador. “De mero observador, el público se vuelve protagonista”, pues el material lo enfrenta con la vivencia de los migrantes mexicanos y centroamericanos en su intento por cruzar la frontera con Estados Unidos: caminar por el desierto acompañado de ‘viajeros’ reales, que fueron digitalizados y convertidos en actores virtuales.

Inspirada en historias verdaderas que el cineasta documentó a través de entrevistas, la pieza busca abordar esa condición humana, pero “sin la visión de dualidad en la que hay sólo buenos y malos, sin nacionalismos, y más allá de territorios”, dijo el cineasta. 

Así, la obra también hace un homenaje a los migrantes africanos y europeos, pues Iñárritu descubrió “yendo a Catania que las historias y las razones de huida eran las mismas, los mismos problemas y tragedias. Sus océanos son nuestros desiertos”.

La intención del cuatro veces ganador del Oscar con este proyecto era “experimentar con la tecnología de realidad virtual para explorar la condición humana en un intento por romper con la dictadura del encuadre (pasividad) y reclamar el espacio para permitirle al visitante una experiencia directa, caminando en los pies del inmigrante, por debajo de su piel, y dentro de su corazón”.

 

Alejandro González Iñárritu 2

El director de cine Alejandro González Iñárritu presentó su instalación “Carne y Arena (Virtualmente presente, físicamente invisible)” en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco este martes. Foto tomada de Twitter @ManceraMiguelMX

 

En ese sentido, Carne y Arena (Virtualmente presente, físicamente invisible) “no es un trabajo apto para todo el público; pues la experiencia puede resultar perturbadora”, advierte en un comunicado de prensa la Coordinación de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México; cuyo rector Enrique Graue, destacó que los migrantes ilegales huyen de un presente sin esperanzas.

“Se aventuran a un porvenir incierto, dejando atrás todo lo que la vida les debe, lo que México y los países de Centroamérica no hemos podido ofrecerles”, por lo que esta instalación se vuelve fundamental para hacer evidente esta realidad, dijo, en un momento en que el gobierno de Estados Unidos ha cancelado el Programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

González Iñárritu expresó que su propuesta artística nació “hace ya casi cinco años, mucho antes de la realidad que vivimos ahora” con la administración del presidente estadounidense Donald Trump. “Nunca lo concebí como un proyecto político ni subordinado a una propaganda política.

“Curiosamente, en su apertura coincide con esta realidad. Es una coincidencia. Afortunada, quizá, porque invita más a los capitalinos a acercarnos a esa realidad tan lejana a veces de esa frontera; que es una realidad que además habla de todos nosotros”, abundó.

 

Tomado de Twitter @CulturaUNAM

 

Sin embargo, Iñárritu detalló que ya trabaja en la recolección de recursos para poder llevar su obra a la ciudad de Washington D.C., EU, en donde en los siguientes meses se tomarán las decisiones importantes para casi 800 mil jóvenes adscritos a DACA.

La presentación de esta pieza en la Ciudad de México se debe al trabajo conjunto y acuerdos alcanzados entre su realizador, los productores –Mary Parent Entertainment, ILMcLAB de LucasFilms, Fondazione Prada y Emerson Collective- la UNAM y el gobierno capitalino, quien estuvo representado en el acto por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Además, cuenta con el apoyo de Cinépolis, cuyo director Alejandro Ramírez, también asistió.

 

Lo que necesitas saber…

Debido a que el acceso a la instalación se limita a una persona a la vez, pues el participante en solitario debe tener la libertad de moverse físicamente dentro de un espacio de alrededor de 200 metros cuadrados, donde puede observar la acción desde diferentes ángulos durante 15 minutos, el Centro Cultural Universitario de la UNAM, donde se ha montado, dispuso la venta de boletos vía electrónica, a través el sitio www.carneyarenatlatelolco.com a partir del 18 de septiembre.

Las localidades estarán disponibles semanalmente, cada lunes, a partir de las 9:00 horas, con un costo de 300 pesos. Solo se podrán adquirir dos boletos por persona y no se podrán adquirir pases para fechas posteriores.

Quienes no puedan hacer la compra electrónica, podrán acudir a las taquillas de los cines del Centro Cultural Universitario, en Ciudad Universitaria, que abrirán los lunes a partir de las 9:00 horas. Sólo se venderán 40 boletos para las funciones de esa semana y únicamente dos por persona.

Estudiantes, maestros y trabajadores de la UNAM tendrán 50 por ciento de descuento; así como estudiantes Prepa Sí, personas con discapacidad, afiliados al INAPAM y trabajadores y maestros del Gobierno capitalino.

Los boletos son intrasferibles. Debes llegar 30 minutos antes al Centro Cultural Universitario Tlatelolco. En caso de retraso, la visita será cancelada. Queda prohibido el acceso a menores de 15 años y la visita a esta obra artística no está recomendada a personas con antecedentes de convulsiones, epilepsia o sensibilidad a las luces intermitentes.

Si llevas bolsas, mochilas y dispositivos electrónicos, deberás dejarlos en el guardarropa antes de entrar a la instalación y está prohibido tomar fotografías u otra documentación por cualquier vía.

Para mayor información visita http://carneyarenatlatelolco.com/, http://www.tlatelolco.unam.mx/, https://www.facebook.com/CCUTlatelolco y @ccutlatelolco.

Síguenos en Facebook: www.facebook.com/EntertainmentSG y/o Twitter: @enterteinmentsg y @Ok_Tania.

 

Carne y Arena 2017 (Póster)

 

También te recomendamos

‘Carne y Arena’ de González Iñárritu se exhibirá en Tlatelolco

Comentarios:

comentarios

(Visited 97 times, 1 visits today)