Rodeado de árboles, ubicado en el lado oeste de Central Park, entre las calles 71 y 74 de la ciudad de Nueva York, está un jardín denominado Strawberry Fields, que cada año recibe a miles de seguidores de The Beatles, pero que es “especialmente apreciado y significativo en el aniversario de la muerte de John Lennon, el 8 de diciembre“, un “monumento viviente al famoso cantante, compositor y activista social”.

Distinguida esa zona por el legendario músico como uno de sus lugares favoritos, el área -en forma de lágrima- está “a solo unos metros de los Apartamentos Dakota”, donde vivía el compositor con su esposa, la también artista Yoko Ono, abunda el cibersitio del icónico parque, y frente a los que un hombre -Mark David Chapman- disparó contra el británico horas después de pedirle un autógrafo, “un hecho que conmocionó a la ciudad estadounidense y se sintió en todo el mundo”,

Casi cuatro meses después del asesinato de Lennon, el 26 de marzo de 1981, “el Concejo Municipal designó un paisaje de 2.5 acres (poco m´s de 10 mil metros cuadrados) en Central Park como ‘Strawberry Fields’”, una iniciativa que fue presentada por el concejal Henry J. Sterne el 18 de diciembre de 1980, y le otorga el nombre tomado de la canción de The Beatles Strawberry Fields Forever, de la autoría del también pacifista y lanzada en febrero de 1967 y grabada en el álbum Magical Mystery Tour.

La pieza está inspirada en recuerdos de infancia del guitarrista de los Fab Four cuando jugaba en el jardín de un hogar infantil del Ejército de Salvación llamado Strawberry Field, situado cerca de donde él había crecido en la ciudad de Liverpool. “Paul McCartney recordó más tarde: ‘Lo relacionamos con la juventud, los veranos dorados y los campos de fresas’”, detalla el sitio oficial del parque neoyorkino.

Por otro lado, fue entre 1984 y 1985 que, durante una renovación de la zona dedicada al músico (para la que Yoko Ono contribuyó con 500 mil dólares) que se destacaron dos puntos. El primero de ellos es el Jardín de la Paz, un espacio de meditación, diseñado por el arquitecto paisajista Bruce Kelly, “creado en armonía con la visión original de los creadores” del parque, Frederick Law Olmsted y Calvert Vaux.  El espacio contemplativo está repleto de arbustos, árboles, flores y rocas donados por 150 países de todo el mundo (un sitio de internet destaca que Canadá donó arces, Israel cedros, la todavía URSS abedules y Holanda narcisos), acción con la que se encarnó “el principio de la paz mundial por el cual Lennon fue un defensor tan influyente”.

Otro punto fue destacado con el monumento Imagine, un mosaico circular de mármol blanco y negro que contiene un patrón de estrellas y la palara Imagine en el centro creado por artesanos de la ciudad de Nápoles, Italia, en referencia a la canción titulada así: Imagine, de la autoría de Lennon y Ono proveniente del álbum del mismo nombre lanzado en 1971, considerada una pieza idealista sobre un mundo mejor y es considerada por muchos como “el mayor regalo musical para el mundo” de parte de John Lennon.

El sitio, tal como se conoce ahora, convertido en un lugar de peregrinaje para los visitantes de Nueva York de todo el mundo”, fue inaugurado el 9 de octubre de 1985, en el que sería el cumpleaños 45 del músico británico.

 

También te recomendamos:

Se ilumina el Empire State en honor a John Lennon

Lanzarán nuevo libro de The Beatles

‘Happy Xmas (War Is Over)’ canta Miley Cyrus

‘Sargento Pimienta’: medio siglo de ‘vida’

Ante la violencia “es tiempo de actuar”: Yoko Ono

 

Y acerca del Covid-19…

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

 

Comentarios:

comentarios

(Visited 67 times, 1 visits today)