* ‘Black Mamba’ no sólo incursionó en el cine, también en las letras

 

* ‘Monday’s Not Coming’, una de sus recomendaciones

 

Por Alejandro Trejo

El deceso de una persona puede generar un impacto en la estabilidad emocional de quienes se encontraban a su alrededor -familiares, amistades, compañeros de trabajo, conocidos-. Empero, incluso el fallecimiento de personajes lejanos en los ámbitos físico y social pero cercanos a través de su arte (músicos, escritores, pintores, cineastas) o desempeño (deportistas, activistas) invita a reflexionar sobre lo efímero que puede ser la estancia del ser humano en este mundo.

En ese sentido, hace casi dos meses, Kobe Bryant, ex estrella de la NBA, perdió la vida en un accidente aéreo en Calabasas, California, junto a su hija Gianna y siete personas más, un hecho que cimbró no sólo el mundo deportivo, sino de otros sectores -como el del entretenimiento- así como el imaginario colectivo.

Aunque en México se reportaron los fallecimientos, por diversas causas, de personajes como Pablo Larios Iwasaki, Pedro “El Perro” Aguayo, Jorge Vergara, Enriqueta “Queta” Basilio, José Ángel “El Mantequilla” Nápoles o Jesús Alfonso “La Parka” Huerta Escoboza, entre otros, ninguno tuvo un impacto parecido como el que causó la muerte del basquetbolista.

Black Mamba, como se le conocía al nacido en Filadelfia, Pensilvania, es un gran referente para el deporte de las canastas, a través del cual muchos lo conocieron -directa e indirectamente- portando los dorsales 8 y 24 de Los Ángeles Lakers, con quienes levantó, hace 10 años, su quinto campeonato de la Liga Nacional de Basquetbol (NBA, por sus siglas en inglés); anotó 81 puntos contra Toronto Raptors; o se le vio en plena ejecución de un tiro libre con el tendón de Aquiles roto en los playoffs de 2013 frente a los Warriors de Golden State.

Empero, Bryant no sólo tuvo una meteórica carrera en las duelas, también se hizo acreedor del Oscar, premio otorgado por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de EU (AMPAS, por sus siglas en inglés), en la categoría de Mejor Cortometraje Animado en 2018, con su proyecto Dear Basketball, del cual fue guionista y para el que se basó en una carta que él mismo escribió en 2016, cuando se retiró de las canchas.

Sin embargo, eso no fue todo. Black Mamba también incursionó en el mundo de las letras, en el que se pueden se encontrar tres libros bajo su firma: The Wizenard Series: Training Camp, Legacy and The Queen -sobre temas de empoderamiento de la mujer-, Epoca: The Tree of Ecrof. Pero eso no es todo. El escolta de Lakers también compartió en septiembre pasado con Amazon Books el nombre de cuatro obras que había leído y que recomendaba.

Se trata de Black Leopard, Red Wolf (The Dark Star Trilogy) de Marlon James; Range: Why Generalists Triumph In A Specialized World, de David Epstein; Leadership In Turbulent Times, de Doris Kearns Goodwin; y Monday’s Not Coming, de Tiffany D. Jackson. Éste último fue el que más llamó mi atención y decidí adentrarme en él para compartirlo en este espacio.

Kobe Bryant durante una lectura. Foto tomada de www.facebook.com/Kobe/

 

Lunes no llega (Monday’s not coming)* podría ser la traducción más cercana del título del libro, y es una analogía y un juego de palabras muy bien logrado que hace estar atento a la historia.

Claudia espera el lunes, día en el que regresará a clases para cursar el último año de escuela antes de pasar a high school (bachillerato); pero de igual manera, y lo más importante de ese lunes, es Lunes, su mejor amiga, a la que no ha visto en todo el verano.

Emocionada por compartir lo que pasó en vacaciones, Claudia regresa de su estancia veraniega en la casa de su abuela. Una vez en casa, lo primero que hace es llamar por teléfono a Lunes para indicarle que ha llegado, pero no recibe respuesta. De hecho, el mensaje de la desconexión de la línea la pone nerviosa. Y es ese momento el que desata la inquietud por saber algo de Lunes.

Es lunes, pero Lunes no llega a clases y las especulaciones comienzan a llenar la imaginación y preocupación de Claudia, pues ambas son las mejores amigas. Comparten gustos, ropa y el interés por el baile, pero estas cosas comienzan a verse coartadas debido a que en este inicio de semana y del curso escolar, no se concreta la reunión de las adolescentes.

Con meditaciones acerca de qué puede estar pasando para que Lunes no de señales de vida, Claudia se encarga de preguntar, buscar y averiguar dónde está, por qué no se encuentra disponible, por qué nadie se preocupa por ella, por qué todos tratan de evitar que sepa algo de su mejor amiga.

Con una narración y descripción de hechos en diferentes líneas de tiempo, el/la lector(a) de Lunes no llega (Monday’s not coming), comparte la incertidumbre de Claudia y surgen las mismas cuestiones acerca del paradero de Lunes.

La angustia por saber qué pasa con la mejor amiga de Claudia, puede invadir a quienes sigan la historia, pero al mismo tiempo, se sorprenderán con cada uno de los hechos que guían la búsqueda a partir del día en que Lunes no llega. Sin duda, la pregunta es ¿cómo una adolescente puede estar perdida durante tanto tiempo sin que le interese a alguien?

Basada en sucesos reales, la autora denota el contexto racista que puede sufrir una adolescente de ascendencia afroamericana en el país de las barras y las estrellas, aquella tierra de los libres y hogar de los valientes.

La historia de Lunes no es del todo ficción, pues está inspirada en los eventos que acontecen a diario, la desaparición de niñas y adolescentes de ascendencia afroamericanas a lo largo de ese país, hechos por los que la mayoría de las veces, ni los medios, ni la sociedad, ni la policía se interesan debido a la condición racial de las desaparecidas.

La desesperada búsqueda de Lunes, una adolescente, emprendida por su mejor amiga nos lleva a pensar una y otra vez en las terribles historias que pasan miles de personas y familiares tras la desaparición de alguien de su entorno, y sobre todo, en aquellas en las que la muerte, infortunadamente, es de género femenino.

Portada de Monday’s Not Coming

* Monday’s not coming sólo se encuentra disponible en Amazon en inglés.

 

También te recomendamos

📚 #Librívoros | ‘Los Crimencitos Impunes’, Literatura y futbol

Conmueven los homenajes a Kobe en el All Star Game

NBA rendirá homenaje a Kobe en el All-Star Game 

Recuerdan a Kobe Bryant en los Oscars

Rinden tributo a Kobe Bryant en el Super Bowl

“Todos recordaremos a Kobe” en el Super Bowl: Shakira y J.Lo. 

Rinden tributo a Kobe Bryant en los Grammy

El día que Kobe ganó el Óscar

Comentarios:

comentarios

(Visited 137 times, 1 visits today)