* Las Torres Gemelas dominaron el horizonte de Manhattan durante 30 años, después, el mundo cambió

 

* Filmes, entrevistas y ensayos se han publicado sobre los atentados, aquí te sugerimos dos libros

 

Por Alejandro Trejo Martínez

Eran las 8:00 horas (tiempo de la Ciudad de México) y yo había llegado a tiempo a mi clase de alemán en el Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras de la UNAM (CELE), cuando llegó Edgar, apresurado, unos cuantos minutos después de que inició la lección, y se sentó junto a mí. “Tiraron el WORLD TRADE CENTER”, me dijo, y por alguna extraña razón yo pensé en el Hotel de México, ubicado en avenida Insurgentes. “¡No mames, el de Insurgentes!”, le respondí. Su cara de extrañeza se plantó frente a la mía. “¡Las Torres Gemelas de Nueva York, pendejo!”, me replicó.

Me quedé estupefacto, pero entre declinaciones, artículos neutros y verbos germánicos salí del salón y me dirigí al televisor que se encontraba en el pasillo del edificio. Imágenes de fuego en ambas torres me hicieron pensar: “¡Esto significa la tercera guerra mundial!” Volví al salón y la televisión asignada a la clase sintonizaba ya las noticias.

Durante una hora, mientras el aparato permaneció en silencio y la profesora orientaba a sus alumnos para saber diferenciar los sustantivos acusativos, dativos y genitivos, en mi cabeza rondaba la curiosidad e incertidumbre de qué era lo que pasaba y por qué.

Una hora después, nos percatamos que se desplomaba uno de los edificios gemelos, ícono de la ciudad de Nueva York. Después supe que era la Torre Sur. Entonces, una compañera comentó: “Ahora sí, ya valió”.

 

Cabe resaltar que “las Torres Gemelas dominaron el horizonte de Manhattan durante tres décadas antes de su destrucción en 2001. Inicialmente criticadas por su altura audaz y estilo arquitectónico, los edificios, diseñados por el arquitecto Minoru Yamasaki adquirieron un estatus icónico en el imaginario colectivo y se convirtieron en emblema de la ciudad de Nueva York y Estados Unidos en su conjunto”, destaca el cibersitio del Memorial Nacional 11 de Septiembre y Museo, instalado en honor a las víctimas del atentado.

Impactante resultó ver caer la gigantesca columna de oficinas, y media hora después la segunda Torre también cedía en medio del fuego y una estela de humo y polvo. Las imágenes que precedieron a los derrumbes eran aterradoras: personas lanzándose al vacío, tratando de sobrevivir o, no sé, si morir, secuencias sin volumen, sin saber qué comentarios hacían los presentadores de noticias, sin conocer posibles razones… Lo que sí sabíamos era que Estados Unidos no se quedaría con los brazos cruzados.

La clase concluyó y salí rumbo a la Facultad. Allí todos comentaban y hacían especulaciones sobre lo qué paso. Durante el día me enteré de los secuestros de los aviones 767 de American Airlines y 175 de United Airlines, los que impactaron las torres.

Así, poco a poco, durante las clases, a través de la radio de un compañero, seguíamos las noticias que serían historia desde ese 11 de septiembre de 2001.

Mucho se habló, especuló y se aseguró sobre los atentados de ese día, sobre las vidas que se perdieron y las justificaciones que daban aquellos que asumieron su responsabilidad.

 

Actos con historia que conllevaron a otra, hechos que, a un estudiante de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales marcaban y presentaban un momento relevante para el aprendizaje que requería.

Entre compañeros comentamos y nos preguntamos qué iba a ocurrir, si de verdad se presentaría una tercera guerra mundial, qué sucedería en el mundo y cómo podría afectarnos.

Con el paso del tiempo, y poco a poco, íbamos a conocer esos movimientos: la cacería emprendida por Estados Unidos contra Al Qaeda y sus integrantes; el nombre de Osama Bin Laden y el peso de este tras asumir la responsabilidad de los hechos; además, de las teorías conspirativas que también surgieron al respecto.

Desde entonces, películas, programas, opiniones, ensayos y entrevistas sobre el suceso han sido publicadas de manera copiosa, pues continúa siendo un tema de análisis. En la literatura, existen dos obras que pueden ayudar al lector a conocer lo qué ocurrió.

Una de ellas es La Torre Elevada, Al Qaeda y los orígenes del 11S, de Lawrence Wright, el cual, escrito con el matiz de una novela, nos presenta de manera detallada los eventos de ese 11 de septiembre: cómo un grupo planea el atentado, además de mostrar a otra agrupación de personas que están convencidas de que un ataque es inminente y hacen lo posible para evitarlo. El autor presenta la transformación y evolución de Osama Bin Laden, así como John O’Neil, jefe de la sección de contraterrorismo del FBI.

Una crónica de hechos que mantiene al lector, página por página, tratando de descubrir las razones y secuencias sobre cómo Al Qaeda llevó a cabo su plan, que concluyó con el ataque a las llamadas Torres Gemelas.

La Torre Elevada, Al Qaeda y los orígenes del 11S

Portada de “La Torre Elevada, Al Qaeda y los orígenes del 11S”. Foto Alejando Trejo Martínez

 

Por otro lado, hay un libro de entrevistas que busca desmenuzar las causas de lo sucedido en 2001. Un ensayo que también cuestiona las razones de la guerra y los bombardeos desde una perspectiva crítica que desata el debate: 11/09/2001, de Noam Chomsky.

En este material, el autor toca varios temas que no muchos quisieron abordar, cuestiona más allá de los lugares comunes, analiza y pone sobre la mesa los por qué de la agresión. Editado y publicado apenas un mes después del atentado, las entrevistas que presenta fueron realizadas por una variedad de medios, mientras que Chomsky intenta responder a preguntas cómo si es posible ganar la guerra contra el terrorismo, qué pasa con los crímenes de estado y cómo se dirigen las campañas ideológicas.

Sin duda, una lectura que nos encausara también a los cuestionamientos con base en la punzante crítica del lingüista, filósofo y político estadounidense.

11 de Septiembre

Portada del libro “11/09/2001”, de Noam Chomsky. Foto Alejando Trejo Martínez

 

También te recomendamos

📚 Librívoros | La ‘Cara o cruz’ de Hernán Cortés”

Librívoros | Hemingway y el frente de batalla

📚 Librívoros | Las “Voces de Chernóbil”

📚 Librívoros | Kurt Cobain y ‘El Club de los 27’

📚 Librívoros | El ‘Apocalipsis’ según King

📚 Líbrivoros | Basquiat: Dolor, drogas y amor en NY

📚 Librívoros | La felicidad de David Bowie

📚 Librívoros | La muerte tiene permiso

📚 #Librívoros | Los Corleone y su oferta irresistible

📚 Librívoros | Ray Bradbury, “El Hombre Ilustrado” 

#Librívoros | El ‘realismo sucio’ de Bukowski

📚 #Librívoros | “El Proceso” de Kafka 

📚 #Librívoros | El Diario del Año de la Peste

📚 #Librívoros | “La Peste” en tiempos de cuarentena

📚 #Librívoros | Los libros de Kobe Bryant

📚 #Librívoros | ‘Los Crimencitos impunes’, literatura y futbol

 

Y acerca del Covid-19…

Lanzan App y SMS para atender Covid-19 

Conoce a “Susana Distancia”

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

Comentarios:

comentarios

(Visited 201 times, 1 visits today)