Por Alejandro Trejo Martínez

Un martes, 16 de agosto, escuchaba el primer disco tributo a José José que, para estar a tono, acompañé con una cerveza. El track número ocho es Amnesia, interpretado por los regios Control Machete, cuyo estribillo: “que anduve por allí de bar en bar llorando y sin poderla olvidar…”, me hizo recordar Barfly (1987), una cinta que tiene pasajes de la obra de Charles Bukowski, dirigida por Barbet Schroeder y en la que el mismo escritor estadounidense, de origen alemán, fue quién realizó el guión.

Sin duda, la frase “anduve por allí de bar en bar” podría ser la mejor traducción para el término Barfly -pensé-, porque justo es lo que proyecta la película protagonizada por Henry Chinasky (alter-ego del escritor), interpretado por Mickey Rourke, a quien este papel lo marcó, para querer llevar una parte de la vida del escritor borracho aspirante a boxeador.

Basada en pasajes de varios escritos, en el filme se puede apreciar la vida de aguante e intentos por publicar de Hank, quien pasa la vida bebiendo, sirviendo tragos, apostando en el Hipódromo o peleando detrás de los bares para ganar unos dólares y comprar más alcohol.

Barfly

Poster de “Barfly”, tomado de www.imdb.com

 

El inicio del largometraje es contundente, pues muestra una secuencia de fachadas de bares, lo cual puede reflejar el motivo y significado de su título.

The Golden Horn es el bar que frecuenta Henry Hank Chinaski, donde siempre se confronta con Eddie, el bartender con quien tiene un par de peleas; mientras que en The Kenmore conoce a Wanda -interpretada por Faye Dunaway-, quien será el alma gemela del protagonista, y por la cual, en un momento de la historia, Henry decide “dejar de tomar”, buscar un trabajo y dedicar más tiempo a su oficio de escritor.

Empero, todo se complica cuando Henry descubre que Wanda pasó una noche con Eddie, y por ello tienen una discusión que termina con Henry herido, sangrado y atendido por dos paramédicos, quienes serán los mismos que auxilien a Wanda un par de noches después por una posible congestión alcohólica.

Una mañana que Wanda sale en busca de trabajo, Henry es localizado por la editora Tully Sorenson, a través de un detective, para decirle que quedó impresionada por algunas de sus historias publicadas en revistas y que está interesada en publicarle, por lo que ofrece 500 dólares como anticipo.

Con divertidos diálogos, Barfly es un largometraje que tal vez gustaría sólo a lectores de Bukowski, pues la trama únicamente tendría sentido para quienes han leído varias de sus novelas y cuentos. De no ser así, el filme podría tornarse sin sentido, acerca de un borracho que no hace más que beber y sin pretensión alguna más que escribir, algo que se presenta muy poco en la pantalla.

Entre las escenas destacadas está la aparición del mismo Charles Bukowski como cliente del bar Kenmore, en el momento en que Henry entra y conoce a Wanda. Otra, que al menos a mí me recuerda la esencia de Barfly, es cuando en el Golden Horn, Henry, con lo que le sobra del anticipo que recibió de la editora Tully, compra tragos para todos sus amigos, es decir, para quienes estaban en ese momento en el mencionado lugar.

 

En esta película, realizada sin tantos recursos, es interesante ver las actuaciones de un irreconocible Mickey Rourke, de la multipremiada Faye Dunaway y del hermano de Silvester Stallone como Eddie, Frank Stallone, quien es vapuleado por Rourke en una escena de pelea entre Henry y Eddie.

Al contrario de muchos filmes que son consecuencia de un libro, Barfly es un compilado de varias historias incluidas en diferentes obras literarias. Empero, resulta interesante que este largometraje dio como resultado que Charles Bukowski escribiera sobre su experiencia de trabajar en el guión plasmando esas impresiones en su obra Hollywood (1989), su penúltima novela.

Barfly, la cinta sobre la vida de un borracho que va de bar en bar, la cual surgió de las experiencias de un escritor, mismas que contribuyeron para hacer un guión, una película y una novela.

Hollywood

También te recomendamos

📚 Librívoros de Película… | El Hombre en el Castillo

📚 Librívoros de Película… Un siglo…“En el Camino”

📚 Librívoros… De película | El Tambor de Hojalata

📚 Librívoros… De película | Murakami en los Oscar

📚 Librívoros… De película | Dostoievski, el ‘castigo’ de la censura

📚 Librívoros | La felicidad de David Bowie

📚 Librívoros | La quimera vampírica de Anne Rice

📚 Librívoros | Érase una vez… Avándaro

📚 Librívoros | “Más duro que el cielo”: A 30 años de “Nevermind”

📚  #Librívoros | Las dos torres de Nueva York 

📚 Librívoros | La ‘Cara o cruz’ de Hernán Cortés”

Librívoros | Hemingway y el frente de batalla

📚 Librívoros | Las “Voces de Chernóbil” 

📚 Librívoros | Kurt Cobain y ‘El Club de los 27’

📚 Librívoros | El ‘Apocalipsis’ según King

📚 Líbrivoros | Basquiat: Dolor, drogas y amor en NY

📚 Librívoros | La muerte tiene permiso

📚 #Librívoros | Los Corleone y su oferta irresistible

📚 Librívoros | Ray Bradbury, “El Hombre Ilustrado” 

📚  #Librívoros | El ‘realismo sucio’ de Bukowski 

📚 #Librívoros | “El Proceso” de Kafka 

📚 #Librívoros | El Diario del Año de la Peste 

📚 #Librívoros | “La Peste” en tiempos de cuarentena

📚 #Librívoros | Los libros de Kobe Bryant

📚 #Librívoros | ‘Los Crimencitos impunes’, literatura y futbol

 

Y acerca del Covid-19…

¿Qué es el COVID-19?

¿Qué tenemos que hacer frente al Covid-19?

Comentarios:

comentarios

(Visited 38 times, 1 visits today)